"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

miércoles, 20 de abril de 2016

Matrimonio con cadáveres (matrimonios fantasma)


En la tradición china, un matrimonio de fantasmas es un matrimonio en el que han fallecido una o ambas partes. Otras formas de matrimonio fantasma se practicaron en todo el mundo, de Sudán pasando por Francia. Los orígenes de matrimonio de fantasmas chinos son en gran parte desconocidos, los informes de que se practican hoy en día se puede encontrar, y aunque ilegal, se sigue practicando.



Según las antiguas creencias chinas un hombre no podía ser feliz en la otra vida si no se había casado. Para estos matrimonios se realiza una macabra práctica conocida como "Minghun", un ritual que era común en el pasado y está relacionado con ritos budistas. Esta tradición es para que cualquiera de los fallecidos, sea hombre o mujer, comparta la tumba con su pareja y estén juntos en el mundo de los espíritus.

Como muchos sabrán, la cultura china sobre el matrimonio es más bien enfocada al beneficio familiar. Según la tradición es preferible que el novio muerto tenga una esposa viva o que haya muerto recientemente.

Estas bodas generalmente se celebran cuando el fallecido hace el pedido al darse cuenta que está sin esposa en el mundo de los espíritus. Para hacer la petición a veces atormenta a su familia o a la familia de su novia. La familia por medio de sesiones espiritistas contacta al espíritu y descubre su súplica. Estas apariciones obligaban a la familia a cumplir los deseos del difunto y buscarle una esposa que lo acompañe en la otra vida.


Usualmente, si un hombre moría soltero, sus padres conseguían el cadáver de una mujer y, tras realizar la boda, la pareja era enterrada en la misma tumba. Normalmente se efectúa por parte de la familia del fallecido y puede realizarse por varias razones. Por ejemplo, uno de los más comunes es si la pareja estaba comprometida antes de que uno muriese. También se hace para integrar a una hija no casada, para asegurar el linaje familiar e incluso para evitar que el hermano menor se case antes que el primogénito de la casa, evitando así el descontento del hermano mayor fantasma (aunque esta última práctica está en desuso).

Esta ceremonia es una boda y un funeral a la vez, es dirigida por un sacerdote o médium mientras transfieren el cuerpo de la esposa a la tumba de su marido. Si la familia del fallecido lograse convencer a una mujer viva que se convierta en la esposa de su difunto hijo, ella se beneficiaría de los bienes de la familia y del hogar que cuidaría. Al mismo tiempo la mujer se vuelve el instrumento social de los padres para que ellos puedan adoptar a un niño, usualmente es el hijo de algún familiar, y así la familia puede continuar con el linaje de su "padre". Algunas mujeres eran desenterradas para casarlas con el novio recién fallecido.

Si una pareja está comprometida y el novio fallece, la novia tiene la opción de seguir con la boda, en cuyo caso el novio es representado por un gallo blanco durante la ceremonia. Los novios que están en esta situación también tienen esta opción. Ahora, cabe resaltar que no hay casos registrados de estas bodas.


Si una hija no estaba casada era una vergüenza para su familia. Las mujeres que decidían voluntariamente no casarse no podían continuar viviendo con sus padres y según sus creencias se creía que tenían problemas psicológicos. La solución a esto se presenta cuando una mujer no casada decide convertirse en "una novia fantasma", de esta manera ella puede permanecer soltera y al mismo tiempo está protegida por el linaje de su "novio" muerto. Esto sin embargo, no está bien visto por la sociedad.
Pero si una mujer casada fallece, se deben poner altares en la casa junto con tablas espirituales que contienen imágenes de sus ancestros paternos y de las deidades que veneran. Sin embargo, si la mujer muerta tiene la edad correcta para casarse y fallece soltera, las repercusiones son distintas: la familia tiene prohibido hacerle un altar, aunque sí pueden poner una tableta de papel en la puerta como solución temporal. Por esta razón es importante para los padres que sus hijos se casen, en especial las hijas, porque una mujer no puede ser parte del linaje de sus ancestros si no está casada. Es por eso que las bodas fantasmas son la solución a estos problemas y así sus hijas estarán protegidas después de la muerte por el linaje ancestral de su marido.

Los rituales de las bodas fantasmas son muy similares a los de las verdaderas bodas; pero, como los novios están muertos, ellos son reemplazados por muñecos hechos con bambú, papel y su respectivo atuendo. El novio y la novia tienen a sus sirvientes de papel a sus lados y las personas encargadas de llenar los documentos necesarios. La habitación también está decorada como si fuera un salón matrimonial de verdad, excepto que todos los objetos son de papel.
También se construye la casa de los recién casados con todos los muebles y electrodomésticos hechos con el mismo papel. La novia de papel hace todo lo que una novia viva haría, cosas como el festín de la mañana en su primer día como esposa.
Al final de la ceremonia se quema todo para que la nueva pareja preserven su linaje.


A pesar de todo, aunque la práctica ya esté prácticamente olvidada en las zonas rurales de China hay grupos organizados de delincuentes que desentierran cadáveres para venderlos y casarlos con otros cuerpos. Durante el gobierno de Mao se prohibió esta práctica cuando ciertos grupos de personas empezaron a matar mujeres durante las épocas en que escaseaban los cadáveres femeninos. Muchos de estos criminales marcan las tumbas con lazos de distintos colores para identificar al cadáver como hombre o mujer y luego los desentierran por la noche.

En el año 2009 por ejemplo se efectuó la detención de cinco personas por desenterrar el cadáver de una chica que pretendían "casar" con un hombre recién fallecido. El padre de este había contratado a cuatro hombres para que le ayudaran a localizar y exhumar el cuerpo de la chica. Les había pagado y pretendía celebrar el matrominio para unirlos en la eternidad y posteriormente enterrar a ambos en la misma tumba para que nunca se separaran.

En 2011, un hombre fue detenido por matar a su esposa y luego tratar de vender su cuerpo como una novia cadáver.

Desde hace años estás prácticas son comunes en dicho país, razón por la cual se han empezado a construir las tumbas cerca de las casas o en ocasiones, incluso instalando cámaras en ellas.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada