"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

jueves, 7 de abril de 2016

Leyendas urbanas japonesas V


Hace más de dos años que publiqué 4 entradas con leyendas urbanas japonesas numeradas, hoy, regreso con otra entrega más:

Para ver el resto de las entradas click aquí.

Para leer esta entrada clicad en "Leer entrada".




El Cementerio de Aoyama



Para cualquier fan del anime y el manga, o alguien conocedor de la cultura Japonesa, es algo conocido que las escuelas y hospitales tienen multitud de eventos espectrales, y que hay criaturas sobrenaturales como la Kuchisake-Onna acechando los callejones; más pocos saben del pasajero espectral del Cementerio de Aoyama, un lugar que muchísimos taxistas japoneses buscan evitar a cualquier precio. 

De acuerdo a la historia, en una tarde lluviosa de otoño, un taxista para junto a una joven mujer a la entrada del cementerio. Ella le pide ser llevada a una dirección cercana. Y al llegar, el conductor descubre que la mujer se ha ido, dejando solo un charquito de agua de lluvia en el asiento trasero; y que, al ir a la casa, la familia de la mujer le dice que ella fue víctima de un choque de automóvil y que fue enterrada en Aoyama. 

Esta se trata de la clásica historia de la autoestopista fantasma que todos conocemos, pero adaptada al público japonés. Si bien es cierto que los taxistas prefieren evitarlo, el cementerio también es famoso por sus flores de cerezos, y en la temporada de hanami, muchas personas lo visitan, pues es el primer cementerio público de Japón.

El cementerio es enorme, como se ve desde el aire

Más de 450.000 lápidas dan lugar a numerosas historias de fantasmas. También dicen que es normal ver a la Yakuza (mafia japonesa) frecuentar las tumbas de madrugada.


- Los túneles embrujados



El túnel Sendagaya que corre bajo el cementerio del templo Senjuiin es un lugar embrujado, y según múltiples testigos, hay sucesos sobrenaturales que le pondrían a cualquiera los pelos de punta. 
Hay historias en él sobre una mujer que para un taxi y se desvanece en cuanto el chófer le abre la puerta para subir; y muchas otras veces, los conductores que pasan por el túnel se han encontrado con que no viajan solos, pues pueden ver en el espejo retrovisor el rostro de una mujer o un niño. 


En este vídeo se atraviesa dicho túnel

En Meguro-Ku, un distrito de Tokio se encuentra otro túnel, el Túnel Shirogane. Es un punto transitado en medio de una zona urbana, más también, se habla de que es una entrada al inframundo Japonés también llamado "Yomi" y gobernado por el Shinigami, "Dios de la Muerte". 

En Shirogane se habla de que aparecen rostros gritando en los pilares del túnel, y que si uno viaja durante una noche tranquila y sin muchos automóviles, se puede ver al Shinigami mismo. 

El túnel del Shinigami, como también se le conoce al Shirogane, es muy famoso en Japón, sobretodo debido a la cantidad de accidentes de tráfico que ha sucedido en él. Dicen que las caras que aparecen en los pilares podrían ser de las víctimas que han muerto en dicho túnel, aunque también se dice que son rostros "terroríficos" de Shinigamis que quieren asustar a los viajeros.

La maldición se cree que emana de los experimentos con animales realizados en el Centro de Investigación Médica Nacional, que estuvo en la zona del túnel hace muchos años.

Otro túnel, el llamado Kiyotaki. Este túnel fue construido en 1927 y su longitud de es 444m (4 es un número maldito, como el 13 para los occidentales) . Este túnel ha sido embrujado por todos los trabajadores que murieron mientras que lo construían en condiciones de trabajo duras (como esclavos). 



Se dice que los fantasmas se pueden ver en este túnel en la noche, incluso pueden entrar en su coche y asustarles, lo que lleva a un accidente. Hay un espejo en el túnel. Si nos fijamos en él y vemos un fantasma, va a morir de una forma horrible. La longitud del túnel puede variar dependiendo de si se mide por la noche o durante el día, dicen.

El túnel Gridley, en la base naval de Yokosuka, dicen, está embrujado por el espectro de un samurái que fue asesinado en camino a una misión. Esta aparición se hace presente durante las noches lluviosas, entre la media noche y la una de la mañana.

- Los edificios embrujadas de Tokio



El Edificio Sunshine en Ikebukuro, una construcción de 240 metros de alto, al igual que muchos otros edificios del Parque Central de Higashi Ikebukuro, fue construido sobre el terreno en que alguna vez estuvo una prisión en la que siete criminales de guerra, incluído el infame Hideki Tojo, fueron ejecutados en 1948. 
La prisión misma fue movida a Saitama en 1971, y se volvió el lugar de una multitud de eventos perturbadores por muchos años. 

Los edificios en Ikebukuro son misteriosos y han sido sede de eventos que van desde 150 personas que se suicidaron saltando de los tejados en un periodo de quince años desde 1972, hasta avistamientos de OVNIs en el edificio Sunshine.
Sobre los suicidas, es curioso notar que ninguno era residente del complejo de departamentos; todos venían de diversas partes de Tokio...

En las famosas torres de Shinjuku, se habla de la presencia de un espectral niño de color azulado que vaga por los edificios durante las noches. Si se le ve, desaparece en el acto.

Otro edificio embrujado es la Mansión Akasaka, donde se rumora que el edificio no.1 sufre de toda clase de actividad paranormal como niebla que entra por las ventanas y el sistema de aire acondicionado, apariciones fantasmales al pie de las camas, descensos dramáticos de temperatura, luces apagándose y encendiéndose sin razón aparente; aparatos que se encienden súbitamente, contacto que va desde caricias al estar acostado a ser arrojado de la cama, e inclusive el ser incapaz de moverse gracias a una fuerza desconocida. 


La Mansión Akasaka es ahora el Hotel MyStays Akasaka

Una mujer fue arrastrada desde la cama a la puerta de su habitación, y al despertar al día siguiente se encontró con que tenía multitud de heridas en las piernas que parecían hechas por un animal salvaje.

El lugar fue rebautizado como hotel, pero no puede escapar de la leyenda, por lo que los japoneses más supersticiosos evitan el edificio número 1 a toda costa...

Otra leyenda: La mansión Himuro. Se supone que en las afueras de Tokio, esta casa era el sitio de un ritual oculto que salió mal, lo que resultó en la muerte de siete miembros de la familia y el suicidio de su asesino. Se dice que el asesino fue el padre de familia, el cuál se enfadó con su hija debido a in lio amoroso. 

La gente se ha informado de que la casa (si se puede encontrar) es un lugar aterrador, con salpicaduras de sangre alrededor, una chica fantasma que ha sido fotografiada en la ventana, y un grupo de viajeros muertos con quemaduras de cuerda en las muñecas son sólo algunos de los horrores que muchos dicen que persiguen la misteriosa mansión Himuro.


Esta leyenda es curiosa, porque la ubicación exacta de la mansión Himuro se desconoce, de hecho ni siquiera está claro que haya existido. Dondequiera que la mansión Himuro puede o no puede estar, forma parte de la leyenda.

En la actualidad, hay muy poca evidencia de que la mansión Himuro realmente exista, o por lo menos, todavía exista.


- Las universidades de Tokio



Japón es una sociedad obsesionada con el desarrollo académico de sus jóvenes. Muchas familias gastan bastante dinero en escuelas privadas que preparan a sus hijos para los rigurosose exámenes de acceso a las universidades como la Todai, Keio o Waseda. Si pasan, los jóvenes básicamente están con un pie del otro lado para una carrera exitosa. Pero si fallan... sus familias nunca los perdonan, pueden volverse parias e incluso, suicidarse... 

En los años 80, un joven tuvo un severo caso de ansiedad por el exámen, y falló miserablemente. Incapaz de lidiar con la vergüenza, se suicidó ahorcándose; algo que pasa de vez en cuando en el sistema escolar japonés. Sin embargo, la víctima dejó una nota de suicidio, amenazando con vengarse desde el mundo espiritual. 

El año siguiente, los resultados del examen mostraron una inusual tasa de reprobación. Los candidatos en una sala particular se quejaron de que perdían concentración gracias a brisas gélidas, alucinaciones perturbadoras y la sensación de ser vistos por una presencia invisible... esa sala en cuestión, fue donde el joven se sentó el año anterior. Y hasta la fecha, la Universidad de Tokio no la usan para presentar exámenes de ingreso.


La Universidad de Waseda, fue donde tuvo lugar un trágico lío amoroso entre un profesor y una estudiante en los 80. Cuando el académico se negó a dejar a su familia, la chica cometió suicidio en el campus, saltando de la ventana de la oficina del profesor. El evento, un 17 de mayo, desató una extraña cadena de eventos en el distrito comercial cercano de Takadanobaba... cada año en esa fecha, una comida para dos es entregada en la oficina del décimo piso de cierto edificio del campus, y dejada fuera de la puerta cerrada. 
La orden es hecha por una mujer sin identificar. 

Cada año, un restaurante diferente recibe la orden, pero las instrucciones son las mismas. Cuando el staff de reparto regresa, encuentra las comidas devoradas, la cuenta sin pagar y el corredor cerrado y vacío. Así que, el misterio continúa cada 17 de mayo cuando los restaurantes de Takadanobaba esperan la llamada...

Waseda es también conocida por ser campo de entrenamiento de los políticos japoneses.


- El Onmyo-ji



Habia una vez un muy famoso astrólogo y poderoso Onmyo-ji llamado Abe no Seimei. Su maestro fue el Onmyo-ji Kamo no Tadayuki, con el cual estudio por muchos largos y agotadores días y noches en su juventud. (Un Onmyo-ji es una persona con habilidad en la astrología y la adivinación y practican el "Onmyo-do" - "La via del Onmyo." Onmyo significa "yin y yang", las fuerzas opuestas (bien y mal, hombre y mujer, positivo y negativo, etc) que rigen el movimiento y los cambios en la naturaleza). 

El maestro Kamo no Tadayuki se dio cuenta que su pupilo Abe no Seimei era alguien especial luego de un incidente que les ocurrió una vez mientras viajaban por la parte sur de Kyoto. El maestro Tadayuki iba durmiendo en la carreta mientras su discipulo Seimei caminaba detrás a cierta distancia. Mientras su maestro dormia, Seimei pudo ver con su clarividencia a un grupo de aterradores demonios que venían en dirección contraria por el camino. Asustado, corrió hacia la carreta y alertó a su maestro, el cual utilizó un conjuro para esconder su presencia de los demonios justo a tiempo, los cuales pasaron a su lado sin percatarse de estos. 

Los sirvientes de Tadayuki no vieron nada, pero sintieron una extraña brisa cuando pasaron los demonios. El maestro Tadayuki quedó bastante impresionado de la sensibilidad espiritual de su pupilo y desde ese día, como si le echara agua a un cántaro, depositó todo su conocimiento en su discípulo. 

Se dice de pandillas de demonios llamadas "Hyakki-Yako", que literalmente se traduce como "la marcha de los cien demonios en la noche". Se creía que si viajabas de noche corrías el riesgo de morir al encontrarte con un grupo de Hyakki-Yako. Esta es una leyenda derivada de la historia de Seimei.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada