Los misterios de Marcahuasi

Enclavado en la Cordillera de los Andes, cerca de Lima, Perú, se encuentra una meseta inundada de misterio conocida como Marcahuasi. El área es única por el hecho de que se cree que la forma de sus enormes rocas de granito se asemeja a rostros humanos, animales y símbolos religiosos. 

Muchos han supuesto que estas formas fueron creadas por civilizaciones precolombinas, pero de hecho los arqueólogos han afirmado que las formas curiosas de las rocas ocurren naturalmente. Debido a estas extrañas formaciones, la meseta a veces se conoce como el "bosque de piedra", con un rico cuerpo de testimonios e historias paranormales que se han desarrollado alrededor de la zona. 

El Monumento a la Humanidad

Para empezar, se han reportado muchos avistamientos de ovnis alrededor del bosque de piedra. Uno de esos objetos voladores no identificados fue supuestamente capturado en cámara el 28 de julio de 2013, cuando un visitante de Marcahuasi estaba filmando el paisaje durante un recorrido. Según su testimonio, no notaron el extraño objeto en el cielo hasta más tarde, cuando revisaron sus imágenes en su casa. 

Además de las anomalías en el cielo, algunas personas incluso creen que una raza de seres misteriosos viven en túneles debajo del área. Varios visitantes han informado de estados alterados de conciencia interior, que supuestamente han llevado al desarrollo de habilidades clarividentes. A lo largo de los años, historias como estas y otras han atraído a muchas personas que buscan investigar y explorar el lugar.


En la foto superior una roca con forma de "camello", en la inferior el llamado "mar de focas"

El lugar también es parcialmente famoso por un caso bastante peculiar. Un relato que supuestamente contó un médico que describió cómo había tratado a un paciente que había estado en Marcahuasi y quedó medio paralizado. Después de haber realizado personalmente varios exámenes médicos, se encontró que su condición era increíblemente inusual, ya que no había lesiones traumáticas discernibles o vasos sangrantes que evidenciaran la causa de su parálisis.

La  paciente, que se supone que se mantuvo en el anonimato, declaró que había entrado en el antiguo bosque de piedra con algunos amigos a altas horas de la noche y fueron atraídos por una música extraña a una pequeña cabaña iluminada con antorchas. A través de la ventana de la cabaña, supuestamente vieron gente bailando en el interior. Según la paciente, “sentí una repentina sensación de frío a la que presté poca atención y asomé la cabeza por una puerta abierta. Fue entonces cuando vi que los ocupantes estaban vestidos a la moda del siglo XVII".

Se afirmó que, cuando empezó a entrar para unirse a la fiesta, uno de sus amigos la empujó hacia afuera rápidamente. La mitad de su cuerpo que había cruzado el umbral de la cabaña era la mitad que se decía que estaba paralizada. 

Después de realizar muchas pruebas, los médicos se vieron obligados a desestimar el caso como una “aflicción desconocida”. A la paciente se le prescribió fisioterapia regular en el Hospital Nacional Arzobispo Loayza de Lima, con la esperanza de que la ayudara en su parálisis, sin intentar explicar la causa. 

Sin embargo se dice que la entrada parcial de esta persona la zona anómala fue capaz de producir un cambio en el flujo de energía existente en su sistema nervioso. Experimentó un deslizamiento de tiempo y dicha distorsión del tiempo provocó una lesión física. Se dice que Marcahuasi contiene un portal al pasado, y muchos turistas se adentran en el paisaje buscando la famosa cabaña de la fiesta.

Evidentemente esto se trata de una especie de leyenda urbana dónde es difícil identificar el punto de verdad. Existe un relato, también a modo de mito, dónde un peruano que había quedado paralítico después de un accidente de tránsito, viajó a las ruinas con la esperanza de "curarse", y efectivamente así lo fue. Desde entonces se le atribuye al lugar propiedades curativas.

La verdad es que esta meseta es producto de una erupción volcánica, por lo tanto la radiación y el magnetismo están presentes. Los productos volcánicos vienen cargados de magnetismo y con contenido de radiactivos, por eso dicen que es un lugar ideal para ver avistamientos OVNIS.

Vídeo del supuesto OVNI de 2013

El verano es la mejor temporada para recorrer Marcahuasi, ya que los días suelen ser soleados y las noches son refrescantes. Sin embargo, si te adentras, no olvides ir bien preparado.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.