Algunas leyendas cortas de los EEUU (parte cinco)


Puedes visitar este enlace para ver el resto de las entradas de esta saga.

Comenzamos:


- El Hombre Vendado


Cuando estás sentado alrededor de una fogata, los fantasmas pueden ser lo último en lo que piensas... hasta que alguien tenga la brillante idea de contar historias espeluznantes. La historia de The Bandage Man(el Hombre Vendado) es una leyenda urbana que existe desde la década de 1960.

Puede haber comenzado como una forma de disuadir a los jóvenes amantes de "estacionarse" en miradores a lo largo de la autopista 101. La historia cuenta que una joven pareja estaba estacionada en un vehículo en algún lugar cerca de Cannon Beach. Sin darse cuenta de lo que les rodeaba, estaban besándose cuando el vehículo se movió, como si alguien se hubiera subido a la plataforma del vehículo. Miraron por la ventana trasera para encontrar a un hombre desfigurado, cubierto de vendajes, balanceando el camión de un lado a otro. Comenzó a golpear la ventana y la parte superior cuando el hombre sacó el vehículo del mirador y comenzó a correr por la carretera. La pareja condujo durante unos kilómetros con el hombre vendado todavía golpeando el camión, hasta que de repente desapareció.

Las historias del Hombre Vendado siguen plagando Cannon Beach y el tramo de la autopista 101 cercano.  A lo largo de los años, algunos conductores informaron que un hombre cubierto con vendas saltó a sus autos. Otros dicen que lo han visto en la playa y caminando por el costado de la autopista 101 o por un camino corto conocido localmente como "Bandage Man Road", que conecta Cannon Beach. Algunos creen que Bandage Man es el fantasma de un maderero que murió después de horribles heridas sufridas mientras trabajaba cerca. Se dice que huele horriblemente a carne podrida, y a veces deja pequeños trozos de vendajes ensangrentados a su paso.

Por supuesto, no existen fuentes totalmente confiables para demostrar que este ser existe...


- Walking Sam


En la reserva de Pine Ridge en Dakota del Sur acecha a una criatura que se cree que es una persona de palo, una especie de demonio de los nativos, Walking Sam. Es tan delgado como un esqueleto y negro como la noche. Es alto y larguirucho y sobre su cabeza descansa un sombrero de copa negro. El aspecto más extraño de este espíritu es cómo usa las almas de sus víctimas, colgando de sus brazos.

Se dice que Walking Sam vive en el bosque de la reserva. Una persona puede saber si está cerca o incluso si es su próxima víctima cuando escuchan silbidos cortando los densos árboles. Poco después, la víctima escuchará voces en su cabeza que les dicen que no vale nada y que debería quitarse la vida. Algunos dicen que está intentando proteger su hogar, el bosque. Otros dicen que está solo y lo hace por venganza o diversión.

Se han reportado casos de intento de suicidio masivo dentro de esta reserva. La mayoría de las veces las víctimas son adultos jóvenes y adolescentes, personas a menudo impresionables. Un caso reportado afirma que en cuestión de meses 200 adolescentes intentaron suicidarse, 9 tuvieron éxito. La comunidad atribuyó este incidente a ser Walking Sam, particularmente a los ancianos, quienes a veces incluso advierten a los jóvenes del ser.


- El autoestopista de Black Horse



Mientras conduce a lo largo de Black Horse Lake, cerca de Great Falls, Montana, es posible que desee recoger algún autostopista pidiendo ayuda, pero desearía no hacerlo. Ha habido muchas historias de los autoestopistas fantasmas, pero esta no es la típica.

Aunque muchos dicen que han visto a este fantasma haciendo autostop a lo largo del camino, se ha vuelto un poco más cercano y personal de una manera inusual con algunos. Lo que hace que esta inquietud sea diferente es que la gente ha informado que de repente aparece un hombre como si acabara de ser golpeado por su vehículo mientras va por este tramo de la carretera junto a la autopista 87 en el condado de Cascade, Montana.

La mayoría describe al fantasma como un hombre indio con el pelo largo y negro con una chaqueta de jeans. Algunos dicen que lleva puesto un babero. Sin embargo, el factor más común en las historias es que aparece frente al parabrisas y cuando se detiene y sale, no está allí y no hay un rasguño en su vehículo. Esta misma historia ha sido reportada una y otra vez a través de los años. Muchos creen que este es el fantasma de un hombre indio transitorio que deambulaba por el camino por la noche y fue atropellado por un vehículo. Ahora recorre el camino para siempre y revive su aterrador final una y otra vez.


- La maldición del Parque Nacional del Bosque Petrificado


Hace más de 200 millones de años, grandes árboles y rica vegetación florecieron en el noreste de Arizona. En ese momento, la región era un humedal tropical con abundantes arroyos y ríos. Durante las fuertes lluvias, las vías fluviales se inundarían, arrastrando los árboles caídos hacia las llanuras de arena. Más tarde, la lava volcánica destruyó el bosque, y los restos fueron incrustados en sedimentos compuestos de cenizas volcánicas, lodo y agua. Los árboles se transformaron en piedra mediante el proceso de permineralización, un proceso de fosilización en el que los materiales orgánicos se reemplazan con minerales, como el cuarzo, formando un "molde" del organismo original. Millones de años después, los troncos petrificados se convirtieron en un material raro y valioso.

Ha sido así durante siglos desde que los primeros exploradores llegaron a través del área. Los viajeros se han llevado piezas durante mucho tiempo como recuerdos, y en el pasado, los carros y camiones se llenaban hasta el borde y se llevaban para ser vendidos. Pero, desde el momento en que el Bosque Petrificado se convirtió en Monumento Nacional, ha sido ilegal retirar cualquier muestra de madera petrificada del parque. Hoy, el robo de madera petrificada puede resultar en una multa.

Sin embargo, muchos de los que pensaban que nadie se daría cuenta de que faltaba una pequeña roca, o estaban absolutamente seguros de que no los habían visto, a menudo descubren más tarde que realmente no era una buena idea. No estaban al tanto de la Maldición del Bosque Petrificado.

En la década de 1930, los visitantes del Bosque Petrificado comenzaron a informar que después de tomar un pedazo de madera petrificada del parque, aparentemente fueron maldecidos con mala suerte. Esta maldición continúa hoy, y ahora es parte de la historia del parque. De hecho, hay una sala dedicada a estos cientos de ladrones malditos en el Rainbow Forest Museum en el mismo Parque Nacional. Desde el divorcio hasta ser encarcelado, afecciones médicas, problemas con el automóvil, desempleo y vidas en general terribles e incluso la muerte, el Parque Nacional del Bosque Petrificado ha recibido un montón de historias de tragedias y la gente ha devuelto la madera petrificada por arrepentimiento.


1 comentario:

  1. En livonia michigan tienen su propia creencia de licántropo (Sabuesos de Dios) e incluso hay un caso en tribunales "Thiess de Kaltenbrun"

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.