El día que el payaso lloró, un polémico film perdido


The Day the Clown Cried es una película dramática sueco-francesa de 1972, inédita , dirigida y protagonizada por el humorista Jerry Lewis. Se basa en un guión original de Joan O'Brien y Charles Denton, con material adicional de Jerry Lewis. La película se encontró con una controversia con respecto a su premisa y contenido, que cuenta con un payaso de circo que está encarcelado en un campo de concentración nazi.

Este es su argumento:

Durante la Alemania Nazi, un viejo payaso llamado Helmut Doork (Jerry Lewis) -cuya personalidad oscila entre la egolatría, la frustración, el resentimiento y la compasión- es despedido del circo. Sin empleo, se dirige al primer bar que encuentra para ahogar su pena, después de algunas copas tiene la ocurrencia de mofarse del Führer en presencia de unos agentes de la Gestapo quienes lo aprehenden y lo conducen a un campo de concentración nazi para presos políticos. Helmut se las ingenia para lidiar con los jefes del campo —ayudado por el hecho de que él no es judío ni comunista—. Siendo reconocido en el campo por estar siempre vanagloriándose de su pasado como payaso, es requerido tanto por los nazis como por los presos para que les divierta, pero Helmut, ya inseguro de su talento, se niega. 
En una de las ocasiones en que sus compañeros presos le piden que ejecute números para divertirlos, terminan por arrojar a Helmut al lodo, y en ese momento, a cierta distancia se escuchan risas infantiles que resultan provenir de niños judíos, separados de los presos no-judíos por una cerca alambrada. Encantado con este nuevo público, Helmut adquiere seguridad y comienza a divertir a los niños. Siendo advertido, sin embargo, Helmut ignora la disposición de juntarse con los niños. Para castigarlo, es golpeado y aislado en un separo. 
Mientras esto ocurre los nazis enfrentan un nuevo dilema: Hay que trasladar a los niños a Auschwitz ya que ellos no están destinados a trabajos forzados. Un furgón les espera y los niños no paran de gritar y llorar, por lo que los jefes del campo deciden enviar a Helmut para apaciguarlos, bajo condición de ser liberado sobre la base de su comportamiento. Helmut decide aceptar, les cuenta historias y les afirma que van hacia "un lugar mejor", pero es encerrado accidentalmente en el furgón y viaja junto a ellos. 
El comandante de Auschwitz le explica a Doork el uso de las instalaciones y como los edificios en realidad son hornos donde son exterminados los niños. A continuación, le pide a Helmut conducirlos con calma hacia su destino final -la cámara de la muerte- "como si fuese uno de ellos". Doork, inicialmente, aparenta no tener ningún remordimiento en su labor de mantener a los niños serenos y divertidos en el campo de exterminio, mientras son conducidos con engaños a "las duchas". En la última toma los niños comenzaron a abrazar al payaso, preguntándole: "¿A dónde vamos Helmut?", Helmut continua actuando para ellos así rodeado de niños entra a la cámara de gas, todos cantan y ríen, y luego las puertas se cierran detrás de ellos.

El rodaje comenzó en 1972, y estuvo plagado de numerosos problemas. El productor Nat Wachsberger se quedó sin dinero antes de completar la cinta, y su opción para producirla expiró antes de que comenzara la filmación. Además Wachsberger jamás llegó a un acuerdo con los guionistas Joan O'Brien y Charles Denton para adquirir definitivamente los derechos de filmación.

Un frame de la película

Lewis, a sabiendas de los problemas de la producción, continuó con el rodaje, cubriendo los gastos con sus propios fondos y con la esperanza de llegar posteriormente a un acuerdo para conseguir los derechos y lograr así estrenar el filme. Lewis finalmente, reescribió partes del guión él mismo. A pesar de sus esfuerzos, las partes involucradas en la producción nunca fueron capaces de llegar a términos que permitieran a la película el ser exhibida. Al final, el estudio obtuvo el film en negativo de la película. Dicho negativo ha desaparecido y se desconoce su paradero. Lewis conservó entonces la única copia en positivo conocida, que guardó en un lugar privado.

En 2013 en el Festival de Cannes, Lewis protagonizó una estupenda rueda de prensa presentando otra película hasta que le preguntaron por The Day The Clown Cried. Alteró su gesto, cambió el tono y dijo: "No me gusta hablar de ella, y espero que se quede allí, en el baúl: era mala. La escribí, la dirigí y era mala, porque perdí la magia. Y espero que nadie la recupere. El artista debe tener la posibilidad de tomar esas decisiones. Nadie la verá. Jamás." Él tenía la única copia de la película que existe, y no se la enseñó ni siquiera a su familia.

Lewis en el set

El director de cine francés Xavier Giannoli reveló públicamente en 2012 que está en posesión de una copia incompleta (1h 15m) de 35 mm y ha declarado que ha realizado algunas proyecciones privadas de la misma, tal vez especialmente para el crítico de cine francés Jean- Michel Frodon, quien describió la película como "amarga y perturbadora. Muy audaz".

La gente que trabajó en la cinta y algunas personas que vieron fragmentos comenzaron a crear controversia sobre la trama. Había una percepción de que haría humor irreverente a partir de hechos serios y horribles. Se afirmó que la película usa el holocausto, y la muerte inminente de los niños, como un vehículo para lucrarse. Lewis fue vilipendiado por ello y posiblemente fue una causa de que decidiera no lanzarla nunca.
A pesar de ello se planearon algunos remakes y versiones de esta cinta durante los 90, pero ninguno se materializó.


Lewis, quien murió a la edad de 91 años en 2017, dio su copia de la película a la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos antes de morir (se cree que en 2015). Sin embargo, en un artículo de diciembre de 2018 para The New York Times, el director de la Biblioteca dijo que no era una impresión completa de la película.
La biblioteca confirmó que se mostraría a académicos y miembros del público, pero no antes de junio de 2024.

Una supuesta portada/cartel

Han surgido varias capturas de pantalla de la película y fotos del set, así como un borrador inicial del guión reescrito de Lewis de 1971. También apareció en YouTube y en Vimeo una recopilación de secuencias y momentos de rodaje de 30 minutos, procedente en su mayor parte de un documental alemán de 2013. ¿Veremos algún día la película completa? Quizás no, pero es posible que sí veamos en algún momento la cinta que está en posesión de la Biblioteca del Congreso, aunque no sea la versión completa.

¿Dónde está entonces la copia completa que poseía Lewis? ¿O nunca existió, y fue la copia entregada a la Biblioteca?

El día que el payaso lloró, un polémico film perdido El día que el payaso lloró, un polémico film perdido Reviewed by MisteryInternet on 16:28 Rating: 5

1 comentario:

Con la tecnología de Blogger.