La desaparición de Emanuela Orlandi


Emanuela Orlandi ha estado desaparecida desde 1983, cuando la hija de 15 años de un empleado del Vaticano fue vista por última vez después en Roma. Las teorías que rodean la desaparición de Orlandi, particularmente en relación con su padre y el inframundo criminal del Vaticano, han girado durante décadas en una espiral sin fin.

Todo comenzó el 22 de junio de 1983, Emanuela regresaba a casa de una clase de flauta. La vieron en una parada de autobús en el centro de Roma por última vez. Entonces, ella simplemente desapareció. Nadie la ha visto desde entonces. ¿Fue secuestrada y asesinada? Si es así, ¿dónde está su cuerpo?
La familia de Emanuela ha tenido que perseguir interminables pistas y rumores. La atención siempre se ha centrado en el hecho de que Emanuela era la hija de un empleado de la Ciudad del Vaticano, dando lugar a teorías locas.
Su padre era Ercole Orlandi, quien trabajaba en la "secretaría particular del Santo Padre", de acuerdo con lo que en su momento dijo el abogado de la familia, Egidio Gennardo. El letrado debió desmentir las versiones que decían que el hombre en verdad era un agente secreto vaticano. La desaparición de Emanuela multiplicó las teorías conspirativas.

Emanuela (con el sueter rosa, en el centro), y su familia junto al Papa

El 25 de junio se recibió una llamada de un joven que decía ser un niño de 16 años llamado "Pierluigi". Informó que él y su novia habían conocido a Emanuela en un restaurante llamado Piazza Navona esa tarde. El joven mencionó la flauta de Orlandi, su cabello y los lentes que a la niña no le gustaba usar, junto con otros detalles que encajaban con la niña desaparecida. Según "Pierluigi", Orlandi acababa de hacerse un corte de pelo y se había presentado como "Barbarella". Afirmó que ella dijo que ella se había escapado de casa y que estaba vendiendo productos Avon.

El 28 de junio, un hombre que se hacía llamar "Mario" llamó a la familia y afirmó tener un bar cerca de Ponte Vittorio, entre el Vaticano y la escuela de música. El hombre dijo que una niña llamada "Barbara", una nueva cliente, le había confiado que se había escapado de su casa, pero dijo que volvería a casa para la boda de su hermana.

Dos días después, la familia Orlandi recibió la primera de varias llamadas telefónicas anónimas. Se supone que Emanuela fue prisionera de un grupo terrorista que exigía la liberación de Mehmet Ali Agca, el hombre turco que disparó contra el Papa Juan Pablo II en mayo de 1981. No se dio ninguna otra información. En los días siguientes, se recibieron otras llamadas, incluida una de un hombre identificado como "The American", debido a su aparente acento., que reprodujo una grabación de la voz de Orlandi por teléfono. Unas horas más tarde, en otra llamada telefónica al Vaticano, el mismo hombre sugirió un intercambio de Orlandi por Agca. El interlocutor anónimo mencionó el "Mario" y el "Pierluigi" de las llamadas telefónicas anteriores, definiéndolos como "miembros de la organización".

Una vieja fotografía de Orlandi

El 6 de julio, un hombre con una voz joven y un acento americano informaron a la agencia de noticias ANSA de la demanda de un intercambio Orlandi-Agca, solicitando la participación del Papa dentro de 20 días e indicando la localización de una cesta en la plaza pública cerca del Parlamento que contenía pruebas de que Orlandi estaba en sus manos. Dentro de la cesta había fotocopias de la identificación de su escuela de música, un recibo y una nota escrita a mano por la niña secuestrada. Sin embargo, el magistrado que estaba supervisando el caso de Orlandi no creía que hubiera una conexión creíble entre el secuestro de Orlandi y el agresor del Papa.

El 8 de julio, un hombre con un supuesto acento de Oriente Medio llamó por teléfono a uno de los compañeros de clase de Orlandi diciendo que Orlandi estaba en sus manos y que tenían 20 días para realizar el intercambio con Agca. El hombre también solicitó una línea telefónica directa con el entonces Secretario de Estado Agostino Casaroli. "The American" hizo un total de 16 llamadas telefónicas desde diferentes cabinas telefónicas públicas.

Por supuesto, existen algunas teorías notables sobre la desaparición y presunta muerte de Emanuela Orlandi, así como motivos sugeridos para fundamentar esas narrativas especulativas. Con el Vaticano y el área circundante, un centro de poder religioso y mafioso, las teorías sobre la desaparición de Orlandi están impulsadas por ambas nociones.

Agca, quien una vez declaró que Orlandi había sido secuestrada por agentes búlgaros de los Lobos Grises, una organización juvenil turca ultranacionalista y neofascista de la cual Agca era miembro, habló sobre Orlandi durante una entrevista en la prisión con la televisión estatal italiana RAI. El entrevistador dijo que la niña estaba viva, no en peligro, y que vive en un convento de clausura. Sin embargo, negó cualquier conocimiento directo del destino de la niña, diciendo que había hecho "algunas deducciones lógicas". Sin pruebas que respalden estas afirmaciones, el caso se cerró en julio de 1997. A mediados de 2000, el juez Ferdinando Imposimato, basándose en lo que había aprendido sobre los Lobos Grises, declaró que Orlandi, para entonces una adulta, estaba viviendo una vida perfectamente integrada en la comunidad musulmana y que probablemente ella había vivido durante mucho tiempo en París. Sigue siendo el único partidario de esta idea.

Agca

En una carta publicada en 2006, Agca afirmó que Emanuela Orlandi y otra niña, Mirella Gregori, ambas desaparecidas en 1983, fueron secuestradas como parte de un plan para asegurar su liberación de la prisión. Afirmó que las niñas fueron llevadas a un palacio real en Liechtenstein. Agca fue liberado temporalmente de una prisión de Estambul después de haber cumplido 25 años en Italia y Turquía por el asesinato de Abdi İpekçi, un destacado periodista turco. Sin embargo, fue rápidamente encarcelado de nuevo, la liberación pareció un "error". Agca fue liberado permanentemente de una prisión turca en enero de 2010. Otra vez, no se podían probar sus declaraciones.

El 9 de noviembre de 2010, Agca fue entrevistado por la televisión estatal en Turquía por primera vez desde su liberación el anterior mes de enero. En esa entrevista, además de declarar que el Vaticano organizó el intento de asesinato, afirmó que Orlandi fue mantenida prisionera por el Vaticano y que entonces vivía en un país centroeuropeo como monja en un monasterio católico. Añadió que la familia de Orlandi podía ver a su hija siempre que quisieran, pero que no se le permitía abandonar el monasterio.

Carteles de Se busca de Emanuela y Mirella

Esta es otra teoría, la teoría del crimen organizado. En 2011, el ex miembro de la mafia 'Banda della Magliana', Antonio Mancini, insinuó que el secuestro de Orlandi fue uno de los muchos ataques que la pandilla estaba realizando contra el Vaticano para forzar la restitución de grandes cantidades de dinero que habían prestado al Banco del Vaticano. El 14 de mayo de 2012, la policía italiana abrió la tumba del gángster Enrico De Pedis (1954-1990) y tomó muestras de ADN, según algunos informes en ese momento. Una llamada anónima a un programa de televisión italiano en 2005 dijo que contenía pruebas que ayudarían a la policía a explicar la desaparición de Orlandi y una ex novia de De Pedis dijo en 2008 que De Pedis le había confesado una vez que había secuestrado a Orlandi. No se encontraron pistas en la tumba que une De Pedis con Emanuela.

Por último está la más terrible teoría, la del escándalo sexual en el Vaticano. En mayo de 2012, cuando se renovó el interés en el caso el exorcista de 85 años Gabriele Amorth (1925-2016) afirmó que Orlandi fue secuestrado por un miembro de la policía del Vaticano para fiestas sexuales y orgías, y luego asesinada cuando se cansaron de ella. Amorth afirmó que también estaban involucrados funcionarios de una embajada extranjera sin nombre.

Las acusaciones de abusos sexuales a niños son constantes en el Vaticano, con múltiples casos, algunos bien documentados y probados, y otros no. Sin embargo la gente no hizo mucho caso de las acusaciones de Amorth, ya que también fue responsable de algunas declaraciones cuestionables, como que el yoga era satánico o que Harry Potter era peligroso porque instaba a los niñoa a creer en la magia y hechicería.

Amorth realizó miles de exorcismos para el Vaticano

El padre de Emanuela, Ercole, murió en 2004, un mes después de dar su última entrevista.

La investigación va poco a poco. En octubre de 2018, se encontraron huesos enterrados en un jardín del Vaticano, pero la familia acabó decepcionada cuando resultaron ser huesos de víctimas no relacionadas. A pesar de que la confirmación de que estos restos eran en realidad su hija sería difícil de soportar, la ausencia de cualquier signo es, sin duda, peor.

En marzo de 2019, la familia Orlandi recibió una carta anónima. Mostraba la imagen de un ángel sobre una tumba en el cementerio teutónico del Vaticano. ¿Fue esta una pista de donde fue enterrada Emanuela? La familia sabía que tenía que acercarse al Vaticano, pero no habían tenido suerte con sus averiguaciones anteriores. Hicieron una solicitud general al Vaticano para abrir la tumba en el cementerio teutónico y un tribunal estatal de la Ciudad del Vaticano concedió la solicitud.

El ángel de la fotografía enviada

Según los informes, el ángel mencionado en la carta está situado sobre la lápida de un príncipe alemán que fue nombrado arzobispo por el Papa Pío IX en 1857, que fue enterrado allí junto a su esposa. Esto está debajo del Vaticano, en un cementerio alemán, con la figura angelical que supuestamente sostiene una tableta que dice "Descanse en paz" en latín. Lo que hace que el vívido misterio del Vaticano sea aún más intrigante es que las pruebas científicas en la tumba después de este aviso inesperado han sugerido que la tumba se abrió (al menos una vez) y que la fecha en la tableta que sostiene el ángel es diferente a la la fecha en la lápida.

Parecía que alguien estaba llevando a los investigadores de manera activa y deliberada. Dijeron que habían podido "verificar que algunas personas sabían que existía la posibilidad de que el cuerpo de Emanuela Orlandi estuviera escondido en el cementerio alemán". Además, ha habido evidencia adicional de que visitantes no identificados han estado frecuentando esa tumba en particular, ya que las flores se han dejado como una señal potencial para seguir adelante con las recomendaciones de la carta. Sin embargo, una búsqueda en el área en cuestión en julio de 2019 surgió con las manos vacías, la tumba estaba vacía, siendo extraño que tampoco se encontraba allí el cuerpo de quien debía estar.


Sin embargo, dos osarios, cámaras en las que se guardan los huesos de los muertos, fueron descubiertos durante sus investigaciones debajo del piso de un área dentro del Colegio Teutónico. Investigadores posteriormente descubrieron miles de huesos en las cámaras, que se cree que corresponden a "docenas de personas", según Giorgio Portera, genetista designado por la familia Orlandi.

La desaparición de Emanuela Orlandi La desaparición de Emanuela Orlandi Reviewed by MisteryInternet on 15:42 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.