"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

lunes, 21 de marzo de 2016

Larry, el chico perdido


La historia de Larry es uno más de estos casos misteriosos e interesantes sin resolver. Vamos a Nuevo México, Albuquerque. El 7 de agosto de 1973, los operadores de radio en California comenzaron a inquietarse cuando oyeron las transmisiones de un niño pequeño pidiendo ayuda. Mientras las primeras transmisiones fueron reportadas en California, las peticiones de ayuda procedentes de Larry fueron recibidas por muchas estaciones, incluso en Canadá.


La señal del niño se desvanecía, ya sea debido a las condiciones atmosféricas o debido a la baja batería de su transmisor. Según el chico, se llamaba Larry. Las cosas que eran capaces de oír es que él quedó atrapado con su padre, en su camioneta después de un accidente. Su padre podría haber sido muerto o herido. Larry dijo que no tenía idea de dónde estaba y que él no tenía agua ni comida.

Los operadores llamaron a la policía y les contaron sobre el caso de Larry. En los días que siguieron, se hizo una enorme búsqueda. Con la ayuda de aviones y voluntarios las autoridades trataron de encontrar al chico de la zona (en algún lugar de las montañas) donde pensaban que la señal venía. El caso comenzó a tomar un montón de atención. La TV y la prensa comenzaron a hablar sobre el caso de Larry.

En los próximos días, la señal de Larry estaba cada vez más débil hasta que fue desaparecida por completo el 12 de agosto. También fue el día en que las autoridades detuvieron la búsqueda porque pensaban que todo era una broma. Ellos basan esta teoría el hecho de que no podían localizar el camión y que no había ningún niño desaparecido llamado Larry que hubiera sido reportado por la policía.




Recortes de periódico

Este caso es ligeramente especial debido a que muchos sostienen que no fue un engaño en absoluto y que se han "ocultado cosas" a la gente.
A favor de esta teoría, el desvanecimiento de la señal lentamente es un fuerte indicador de que pudiera ser real, a no ser que quien gastara la broma quisiera ir demasiado lejos.

Dicen que avistaron un camión rojo en el área de la transmisión, aunque esto no se puede realmente confirmar y pasó a ser algo como una simple leyenda sobre el caso, pues nunca se informó "oficialmente" sobre esto.
El chico eso sí, dijo que el camión era rojo y blanco, y que él estaba fuera, a pesar de que había volcado.

Por supuesto se encuentran las hipótesis paranormales sobre alienígenas. Nuevo Mexico es bastante conocida por su actividad ovni, y un camión volcado en medio de la nada, presumiblemente en las montañas, según la señal de radio, era "presa fácil" para un platillo volante o similar. La otra opción es que simplemente el chico muriera, ya sea por no tener comida y agua o devorado por animales, o la típica historia de agujero negro interdimensional que hizo desaparecer todo.

En contra de que sea real, primero que la policía no encontrara nada (al menos es la versión oficial), que el chico nunca diera sus apellidos también lo hace más sospechoso, y que nadie reportara dicha desaparición. En los 70 y 80 era común gastar este tipo de bromas a través de las señales de radio también, así que parece ser eso, una simple broma que llegó muy lejos.
Varias personas años más tarde se atribuían el engaño, como un hombre en Colorado, que dijo que él había fingido la voz de un niño para causar dicha broma, aunque nunca se confirmó, pues el caso perdió ya todo el interés para las autoridades...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada