"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

viernes, 26 de febrero de 2016

Le Loyon


Le Loyon es un críptico humanoide que se supone que se ha visto rondando los bosques cerca de la ciudad suiza de Maules. Le Loyon se describe como una criatura humanoide alta, vestida con un mono y una manta, mientras que lleva una máscara de gas que cubre completamente la cabeza.

Desde hace más de diez años, ha estado patrullando los bosques de Suiza con su tradicional atuendo extraño, y su máscara de gas. Cada día, el misterioso hombre, o mujer, camina por la misma ruta a través de los bosques.
Tal es la infamia de esta figura oscura que la especulación acerca de su identidad se extendió sobre internet desde hace años, pasando de ser una mera leyenda suiza.



Nadie ha sido capaz de identificar su rostro, pero aunque Le Loyon ha asustado a muchas mujeres y niños, él nunca ha dañado físicamente a nadie. Las autoridades locales desean identificarlo, pero se apresuraron a afirmar que si se trata de una persona respetarían sus derechos, ya que no ha violado ninguna ley.

Finalmente alguien logró fotografiarlo. Patrick es la persona que consiguió fotografíar al extraño “ser”, quien explicó a los medios de comunicación su peculiar encuentro con Le Loyon. Él explicó su experiencia, que fue tan desconcertante que deseaba permanecer en el anonimato.

Patrick dijo que mientras se encontraba paseando en los bosques suizos, escuchó como una especie de susurros, y a continuación observó la misteriosa silueta, que fijó sus ojos en él, pero se dio la vuelta y se alejó en silencio. Patrick, afirma que la misteriosa aparición no perecía agresiva. Él no fue el único en verlo, ya que se encontraba en esos momentos con su familia, que estaban aterrorizados y tuvo que tranquilizarlos. Cuando la misteriosa figura se marchaba por donde había venido, Patrick consiguió sacarle una fotografía con su teléfono móvil.


Hubo más avistamientos, otro residente local llamado Marianne Descloux de Maules, Suiza, explicó a los medios de comunicación su encuentro durante un paseo por el bosque en la primavera: “Era un domingo lluvioso. Llevaba una gorra, una capa oscura y la máscara de gas. ¿Lo que me paso por la cabeza? No sé. Fue una situación desagradable. Espero no encontrarme con él de nuevo.”

Aunque muchas personas afirman haber visto a Le Loyon, los encuentros con este ser son particularmente inusuales. En un día de verano del año 2012, una familia que se encontraba en los bosques de Maules también observaron a Le Loyon, pero esta vez tenía un ramo de flores en la mano. Debido al terror que sintió la familia, se marcharon a toda prisa.


"Las familias ya no entran en el bosque", dijo un campesino local, quien agregó que Le Loyon había sido visto con regularidad durante más de 10 años. "Todo el mundo de por aquí cree en esta historia".

Existen varias teorías sobre la identidad de la figura misteriosa del bosque. La leyenda más popular es que detrás de la máscara de gas se encuentra a una mujer mentalmente inestable, en busca de compañía en el bosque. Otros cuentos hablan de un hombre que sufre de una condición debilitante de la piel, que huyó a la selva en busca de consuelo, cubriéndose pies a cabeza.

Una teoría más reciente es que Le Loyon es un superviviente, preparándose para el fin del mundo. Recolecta alimentos del bosque para sobrevivir al apocalipsis.

La policía suiza trabajó para tratar de hacer contacto con Le Loyon. Él no habia hecho nada malo, pero son conscientes de las preocupaciones de los vecinos.

Finalmente el pintoresco (y temido) personaje, al parecer, no resistió el escarnio público. En 2013, tras la fotografía que de él realizó el periódico, decidió salir de su indumentaria y realizar una especie de "funeral privado" de su personaje.

Las autoridades encontraron sus prendas, junto a un "Acta de Deceso y Testamento del Fantasma de Maules", una especie de "nota de suicidio". En el acta, Le Loyon acusa al periódico de haber atacado sin fundamento "a un ser inofensivo". Afirmaba que prefería retirarse debido a que las posibilidades de "una cacería de la bestia".

Curiosamente, afirmaba que jamás había tenido inconvenientes y que el terror no era culpa suya, sino de los medios que habían usado su figura de una manera amarillista. De manera un tanto poética, el monstruo de los bosques de Maules decidió morir por cuenta propia antes de ser asesinado por sus coterráneos.

Esta foto ronda por internet, se cree que es fake

Muchos creen que se trataba de un hombre disfrazado, y aunque algunos le han puesto un tinte algo más sobrenatural al asunto, la mayoría de los habitantes están convencidos de que se trata de un loco o de un incomprendido. Lo cierto es que los habitantes no pueden negar su tranquilidad al saber que este personaje ya no rondará las foresta suizas.

Aún así, nuca se supo por qué este personaje iba vestido así, por qué caminaba por el bosque y por qué llevaba la máscara de gas siempre.
Suponemos que Le Loyon dejó atrás a su personaje, aunque no se descarta que se suicidara. Su cuerpo nunca fue encontrado, por lo que este "suicidio" puede haber sido simbólico, o una estratagema de las autoridades para que no cunda el pánico.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada