"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

viernes, 14 de agosto de 2015

El túnel de los gritos


Cerca de las Cataratas del Niagara hay un pequeño túnel que tiempo atrás servía como paso peatonal entre las granjas que había en la zona. Es un estrecho y oscuro paso bajo la vía del tren que une Toronto y Nueva York, en el que habitualmente la niebla impide ver más allá de tu propia mano. En este túnel ocurrió un escalofriante crimen que dejó maldito el lugar y son cientos las personas que aseguran haber sentido una presencia cuando lo han atravesado. Esta es su leyenda… 


Hace más de un siglo había algunas casas cerca de los alrededores del túnel. En una de ellas había una familia rota por el alcoholismo del padre, un hombre violento que descargaba toda la furia que sentía por su miserable vida golpeando a su mujer y su única hija cada vez que se emborrachaba. La mujer trataba de soportar las palizas y evitar que golpeara a su hija, poniéndose como escudo y diciéndose a si misma que su marido volvería a ser quien fue cuando se conocieron. Pero la situación no mejoraba y, temiendo por la vida de su pequeña, se armó de valor y decidió pedirle el divorcio. El hombre al escuchar a su mujer que abandonaba la casa con la niña, se enfureció tanto que la amenazó con prenderle fuego a toda la casa con ellas dentro si trataban de salir de allí.

La mujer al ver como el hombre agitaba una lámpara de aceite y la acercaba peligrosamente a las cortinas, decidió plantarle cara por primera vez en su vida y le comenzó a empujar mientras le gritaba fuertemente. La reacción del hombre no se hizo esperar, lanzó la lámpara contra uno de los muebles, que de inmediato comenzó a consumirse, llegando las llamas hasta el techo de madera en cuestión de segundos. Se giró hacia su esposa y la derribó de un puñetazo, pero no contento con ello la continuó golpeando y pateando aunque ella estaba inconsciente en el suelo. La niña, al ver la escena, escapó presa del pánico, corriendo tan rápido como podía con la intención de llegar hasta la casa de sus vecinos que se encontraban al otro lado del túnel. Mientras corría, sólo se giró un segundo para ver como toda la casa comenzaba a arder mientras su madre aún estaba dentro y su padre salía con paso lento pero seguro con una lámpara de aceite apagada en la mano. Pero su huida no tuvo éxito; ya que, cuando se encontraba a mitad del oscuro túnel, la niebla le impidió ver una piedra, con la que tropezó y cayó de bruces en el encharcado y frío suelo. Sentía un gran dolor en su tobillo y, por más que trataba de levantarse, el dolor la vencía y caía nuevamente.

Ese lapso de tiempo fue aprovechado por su padre para alcanzarla. La niña quedó paralizada por el miedo cuando observó como su enloquecido padre se acercó a ella y vertió lentamente todo el aceite sobre su diminuto cuerpecito. Entonces sólo un sonido más se escuchó en el túnel: el de una cerilla encendiéndose justo antes de que el padre la arrojara sobre la niña y la prendiera en llamas. Los gritos de dolor de la niña fueron tan desgarradores que quedaron impresos por la eternidad entre las paredes de este túnel, que desde entonces se llama localmente “El Túnel de los Gritos” (Screaming Tunnel en inglés). 

El destino del padre nunca quedó claro, unos afirman que regresó a la casa ardiendo y entró nuevamente para arder en las mismas llamas que él había provocado, otros que desapareció y nunca fue detenido. Lo que sí que es cierto, es que son pocos los valientes que se atreven a acercarse al Túnel de los Gritos de noche, pues cualquiera que entra puede sentir que hay algo negativo en su interior y una presencia les vigila. Se dice además que, si enciendes una cerilla en la mitad del túnel (el lugar donde ardió la niña), se puede escuchar un grito desgarrador y sentirás como una brisa apagará inmediatamente la llama, como si alguien hubiese soplado para que regrese la oscuridad a sus paredes…

Esta podría tratarse de una leyenda urbana más, pero es una de las más famosas de Estados Unidos y Canadá, y como en toda leyenda existen variantes. En una versión, la niña, escapando del incendio, corrió con sus ropas en llamas hasta el túnel donde finalmente se consumió en el fuego gritando y retorciéndose de dolor. En la otra la niña fue violada en el interior del túnel y luego, para evitar las pruebas, la prendieron fuego.

Existen vario vídeos de gente que ha filmado en el interior:


En ese vídeo un vídeo un grupo de personas prueban a encender unas cerillas en el interior del túnel. Cuando empiezan a encenderlas misteriosamente los fósforos parecen fallar y los pocos que se encienden se apagan casi inmediatamente. Aunque no se escucha ningún grito, es curioso como las cerillas se apagan solas, más cuando al salir del túnel (supuestamente fuera debería haber más viento) pueden encender una cerilla sin dificultad y esta no se apaga.

El vídeo no es una investigación definitiva, muchos afirman que las velas se encienden, otros que se apagan a los pocos segundos, ero lo seguro es que nadie ha reportado un grito.
Aunque hay un interesante fenómeno que se produce cuando hay suficiente agua recogida en los charcos en el interior del túnel y cuando el sol está en la posición correcta. La luz del sol se refleja en el agua y crear un "orbe" brillante en el techo del túnel.


La gente concuerda en que el lugar es negativo y oscuro, y es uno de los destinos turísticos obligados de los investigadores paranormales cerca de las Cataratas del Niagara, no solo por la leyenda, sino porque el bosque que rodea la zona también es un punto paranormal de "fantasmas".

A día de hoy a pesar de las visitas, es una zona en la que la gente joven hace fiestas, y es común encontrar botellas de alcohol y graffitis en el lugar, lo que quizás le da un aura más negativo aún al lugar. Sin embargo grupos de investigación locales han tratado de encontrar evidencia de una casa que supuestamente estuvo una vez en la colina detrás del túnel. Hasta ahora, esos intentos han encontrado nada. Esos grupos también han tratado de encontrar la documentación histórica de un homicidio o un accidente de fuego en ese lugar, de nuevo sin éxito.

Los graffitis son habituales en el lugar

El túnel se usó como escenario para la película “La Zona Muerta” (1983), basada en un relato de Stephen King.

2 comentarios :

  1. Bueno la verdad estaba buscando el soundtrack de samurai x cuando me haye este vídeo que decía de mistery of lavander town un momento raro y creepy después de un dolor de cabeza y un temblór de manos por la canción cita busque misterios de Internet y aquí estoy ahora estaré pendiente de tu Blogg y notas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, no olvides recomendar el blog si te gusta

      Eliminar