"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

viernes, 6 de septiembre de 2013

Hanging Rock


La historia de Hanging Rock alcanzó el estatus de leyenda urbana, se trata de una historia que habla de un grupo de chicas desaparecidas en una enorme formación rocosa llamada así, Hanging Rock ("roca colgante"). No obstante la historia está basada en una novela escrita por Joan Lindsay en 1967 y aparentemente no tiene nada de verdadero.
La historia:

"El dia de San Valentín de 1900, el Colegio Applegate de señoritas emprendió una excursión escolar anual. A primera hora de la mañana, un grupo de colegialas con sus profesores se dirigían a un picnic en uno de los famosos lugares de excursión.
Por la noche, cuatro de ellas habían desaparecido, tres de ellas nunca fueron vistas de nuevo.


Según el informe, un grupo de escolares con sus maestros llevó a cabo un picnic en Hanging Rock. Una formación geológica de rocas y monolitos de varios millones de años de edad y de origen volcánico. Era un lugar de excursión famoso entonces.
El grupo de excursión consistió en  19 mujeres, la mayoría de ellas tenían más de 10 años de edad. Estuvieron acompañados por sus dos maestras, Diana de Poitiers y Greta McCraw. En la mañana del sábado, el grupo se dirigió allí recorriendo unos 7 kilómetros. 
Otro grupo de picnic acampaba un poco más lejos. Consistia en el ex coronel Fitzhubert, su esposa, su sobrino y el lacayo Albert Crundall.

Alrededor de las 3 de la tarde, tres de las alumnas mayores preguntaron a la profesora de francés si podían explorar la roca.
La chicas eran Irma Leopold, Marion Quade y Miranda X., todas de 17 años, y Edith Horton, de 14. Eran conocidas como un grupo razonable y responsable. Se habló de que algunos relojes se habían parado a mediodia antes de darles permiso. 

Las chicas se retiraron de la zona de picnic y desaparecieron de la vista a 15:30. La familia Fitzhubert los vio pasar. A las 16:30, la profesora de francés descubrió que la señorita McCraw faltaba también. Se suponía que seguía a las chicas. Los Fitzhuberts ya se habían ido en ese momento. La búsqueda se había organizado. Un camino de troncos y helechos pisoteados se dirigían al sur de la roca. Pero más tarde, se perdió el rastro.

A las 17.30, de repente Edith Horton salió tambaleándose de la espesura en la parte sur-oeste de la roca. Ella gritaba histéricamente, pero no podía decir lo que había pasado. De Miranda, Irma, Marion y la señorita McCraw no había rastro. Las personas desaparecidas se reportaron a la policía. Al día siguiente, un domingo, comenzó una gran búsqueda sistemática.
Mientras tanto, Edith Horton había sido examinada por el médico del Woodend, Dr. MacKenzie. Sufrió una conmoción cerebral ligera del cerebro. Su cuerpo estaba cubierto por varios rasguños e hinchazones, pero no había otras lesiones. Más tarde, a ella le vino a la mente que había visto a la señorita McCraw en su camino de regreso y vio cómo ella corría hacia la roca. 

La policía empleó un explorador nativo y un sabueso. Siguiendo el olor de McCraw, el perro siguió un rastro hasta la roca y  se paró durante unos minutos en una plataforma redonda, gruñendo sin parar.
Tras un tiempo la policía abandonó la búsqueda. El sobrino de los Fitzhuberts decidió pasar una noche solo en la roca. Al día siguiente, Michael Fitzhubert fue encontrado con insolación, esguince de tobillo y con una nota escrita apresuradamente en su bolsillo. Debe de haber encontrado algo.
La búsqueda se retomó e inesperadamente, se encontró Irma Leopold. Ella estaba inconsciente, tenía varios derrames de sangre y cortes pequeños en la cabeza. Sus uñas estaban rotas y desgarradas, pero no había otras lesiones. Cuando se despertó, no recordaba nada. Miranda, Marion y la señorita McCraw no se volvieron a ver nunca. Como consecuencia de ello, el colegio Applegate  tuvo que ser cerrado después. Unos meses más tarde, la señora Appleyard, la directora, se dirigió a la roca colgante. Su cuerpo fue encontrado debajo de una cornisa."

Entonces, si se trata de una historia escrita, ¿por qué se ha tomado en tantas ocasiones como algo real?
La autora se esforzó mucho en crear un aura de misterio y dio a entender en varias ocasiones que podría estar basado en algo real...
Al final del libro hay citas que se supone que son extraídas de un periódico de Melbourne que cuentan el caso, no obstante, estas citas son ficticias. Además, no hay datos policiales del caso, no hay registros con los nombres de las chicas envueltas en las desapariciones y además, el dia de San Valentín del 1900 cayó miércoles y no sábado, como se explica en la historia.
Tampoco existió el colegio de señoritas Applegate, sin embargo este está basado en el colegio donde estudió la autora de joven.


Hanging Rock desde lo alto

La autora siempre mantuvo el misterio en el aire. En una entrevista a un periódico en 1977, se le preguntó por la veracidad de la historia, a lo que respondió:
«Para mí, ésta es una pregunta imposible de contestar. La realidad y la ficción están íntimamente relacionadas.»


A pesar de todo, muchos siguen creyendo en que algo parecido pasó, y se habla de muchas teorías diferentes y especulaciones.
Una teoría dice que las chicas habían sido secuestradas por una nave espacial extraterrestre. La presencia de un OVNI podría explicar por qué los relojes se pararon. 
Otra teoría dice que las chicas se deslizaron en una especie de viaje en el tiempo y salieron en el pasado o el futuro o acabaron en un universo paralelo.
Aunque si hubiera sucedido, lo más probable es que hubieran caido en alguna zanja o asesinadas por alguien.
En 1987, tres años después de la muerte de la autora se publicó el "Secreto de Hanging Rock", que era el "desenlace" de la novela. Aunque no dejaba del todo claro que ocurría, se intuye que las jovencitas acababan entrando en una especie de portal místico tras ser casi aplastadas por una roca enorme.

Lo que si es cierto, es que Hanging Rock es tomado como uno de los lugares más paranormales de Australia y tiene muchos visitantes a dia de hoy. Ya los aborígenes lo consideraban un lugar místico.
Por cierto, no solo el libro está muy bien, hay una película sobre el caso muy recomendable.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada