"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

lunes, 15 de julio de 2013

El puente de los perros suicidas

Se trata más bien de una curiosidad:



"En un diminuto pueblo del oeste de Escocia llamado Milton, abrazado por las verdes tierras del condado de Dumbarton, existe un misterioso puente de estilo victoriano muy conocido. Desde los años 60, decenas de perros han sido seducidos por una inexplicable y voluntariosa actitud suicida que les llevó a saltar al vacío desde lo más alto del puente.





En 1859, un burgués terrateniente llamado James White, adquirió unos terrenos a las afueras del pueblo para construir una pequeña mansión de retiro espiritual. Acaudalado en riquezas e influencias logró contratar a uno de los mejores arquitectos de la época para el diseño de lo que sería la mejor villa de la comarca. Para acceder a la villa había que salvar el cauce del río Clyde, por lo que un puente de diseño acorde a la mansión y que anticipara su elegancia victoriana era más necesario. Así nació el ‘Overtoun Bridge‘

El puente es una construcción muy sobria, de tres ojos flanqueados por torreones clásicos y de estilo victoriano. Viene rematado con anchísimos petos ciegos de piedra y de más de un metro de altura que impiden vislumbrar el cauce del río a los animales sueltos, pero también anulan la percepción de altura a los mismos."


Se trata de un suceso bastante extraño que lleva años captando la atención no solo de los cientificos si no también de los amantes de lo paranormal.
El origen de los primeros saltos suicidas caninos se remonta a principio de los años 60, cuando los perros alcanzaban el centro del puente se enviaron informes de que saltaban al vacío. Sin mediar provocación o suceso los perros tomaban carrerilla y saltaban por encima de las barandas sin detenerse en ellas para observar el otro la
do. Lamentablemente muchos morían golpeados por rocas, pero algunos sobrevivían...

Las cifras de perros "suicidas" van entre 80 y 100 ejemplares en los últimos 50 años.

Entonces, ¿por qué saltaban? tras algunos años de investigación se descubrió que la razón era simple, el olor del visón americano.
Este animal tiene unas glándulas en el ano que segregan una sustancia extremadamente olorosa que vuelve locos a los perros y que sirve para marcar su territorio. La zona del puente, hábitat de los visones, es un cauce muy cerrado y carente de corrientes lo que hace que la sustancia se conserve mejor y atraigan sobremanera y de repente a los canes que cruzan.

Los perros suicidad eran siempre de razas con el olfato muy desarrollado, lo que llevó a afirmar esta teoría.
La zona del puente, hábitat de los visones, es un cauce muy cerrado y carente de corrientes lo que hace que la sustancia se conserve mejor y atraigan sobremanera y de repente a los canes que cruzan.
Sin embargo el puente todavía atrae la atención del turismo paranormal...

2 comentarios :

  1. Es curioso cómo cosas tan extrañas se explican de forma sencilla... igual sin saber eso sí perturba saber que un montón de perros deciden arrojarse por ahí.

    Cambiando el tema, ¿cuentas con algún banner para anexar el link de éste blog al mío? Quisiera colocarlo en mí lista de ligas preferidas :)

    ResponderEliminar
  2. No tengo ningún banner aún, haría uno pero soy pésimo con el photoshop, igual te apetece hacerlo a ti...yo encantado jaja

    ResponderEliminar