"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

lunes, 4 de febrero de 2013

El cuadro del ático


" La mayoría de los creepypastas comienzan con un "Fue una noche lúgubre en las calles solitarias de .. bla, bla, bla", pero no ésta. De hecho, éste ni siquiera comienza dando miedo. Pero no se deje engañar. Apaga las luces, asegúrate de que estás solo y lee esta historia que se rumorea que es verdadera ...

Mi nombre es Alex McMayne. Tengo 12 años y vivo en Surrey, Inglaterra. Mis padres acaban de separarse, que es bastante malo, pero bueno, miro el lado bueno. Ahora voy a mudarme a una casa nueva con mi papá (que es rico). Ahora mi papá es un tipo increíble. Él me compra lo que quiera, me permite conseguir lo que quiero comer, etc, pero mi mamá por otro lado es una puta mierda. La odio con una pasión ardiente.

De todos modos, antes de desviarme hacia asuntos personales, vamos a hablar de mi nueva casa. Está en el medio de la nada, lo cual es una mierda. No puedo hacer nuevos amigos por aquí. Nunca fui muy bueno en hablar con la gente en primer lugar. Como resultado de esto tuve que encontrar algo que hacer.


Mi padre me había comprado un nuevo Macbook. Muy bien, ¿no? De todos modos, siendo el guitarrista que soy, me decidí a ver algunos videos de guitarra en YouTube. Yo acabé viendo un vídeo de una "1959 Gibson Les Paul" que valía casi medio millón de libras! Había muchas desaparecidas ... y muchas se habían perdido en los áticos ... como mi ático ... Mierda! Yo no había estado allí todavía! Era hora de ver lo que pude encontrar. Yo no podía esperar a llegar allí.

A medida que avanzaba hacia el pasillo de arriba, vi el panel que me condujo hasta el ático. Yo no podía esperar a llegar allí y comprobar todo. Cuando llegué a la cadena para bajar las escaleras, escuché un grito desde abajo. Fue mi padre.

"Alex" , exclamó. "Ven aquí ahora mismo!"

"Voy padre!"  le respondí con incredulidad.

Cuando bajé las escaleras, vi que mi papá parecía muy desconcertado con la decoración de la cocina. Él quito el papel de la pared a cachos, debajo, unas líneas estaban siendo reveladas. Después de 10 minutos de quitar el papel pintado, pudimos distinguir una oración. Una frase que me heló hasta los huesos.

"No vayas allí, Alex"

Mi papá y yo nos miramos con incredulidad. ¿Qué quiere decir esto?

"¿Es esto una especie de broma de mal gusto, Alex?" mi padre dijo.

"Sí, yo escribí esto y puse el papel de nuevo en la pared" Le respondí con sarcasmo, pero temblando de miedo.

"Tenemos que ir hasta allí", le dije. "Descubre lo que está pasando"

Cuando nos acercamos al panel de la buhardilla, mi padre lo miró, pálido y como si estuviera a punto de caer muerto de miedo. Yo me ofrecí a ir primero, pero me empujó detrás de él. Subió la escalera y yo lo seguí.

Cuando entramos en el ático, la diferencia de temperatura fue impactante. Se sentía una sensación de frío en gran escala a través de mi cuerpo. Se sentía bien con el calor del verano. De todos modos, estabamos  asustados, miramos a nuestro alrededor para encontrar algo con una sábana sobre ello. Suspiramos y avanzamos hacia la "cosa". Mi papá retiró la sábana rápidamente, actuando como si todo hubiera terminado. No era así. Las cosas empeoraron a partir de aquí, pero en este momento no teníamos ninguna idea.

Era una pintura de una mujer muy atractiva, probablemente alrededor del 1800. A medida que se quedó mirando la foto, le devolvió la mirada con ojos llenos de odio. Algo en su mirada era como si nos estuviera invadiendo. Fue entonces cuando supimos que no pasaba nada, porque quiero decir, era sólo una pintura...

Bajamos de allí y seguimos con nuestras cosas habituales. Mi padre me llevó a empapelar la cocina, en la creencia de que la frase en la pared era probablemente parte de una broma de los anteriores propietarios de la casa. Sin embargo, fue todo muy casual. Con el tiempo, nos empezamos a cansar y decidió que era hora de irse a la cama.

Debido al hecho de que era muy tarde, decidí ir a dormir. Caí en un sueño muy profundo, que más tarde fue perturbado por un ruido extraño que venía de la habitación de mi padre a las 3 de la mañana. Asustado, corrí a la habitación de mi padre, donde la puerta estaba abierta, una ráfaga de temperatura muy fría irradiaba de él. Miré dentro y alrededor. Él no estaba allí. Busqué en toda la casa, pero él no estaba en ninguna parte. Sólo había un lugar más que podía ser.

El ático.

Subí la escalera nervioso, temblando de miedo. El panel a la buhardilla estaba medio abierto, tenía que estar ahí arriba. A medida que avanzaba hacia el panel medio abierto, vi el cuadro fantasmal, sin embargo, la sábana estaba puesta de nuevo. Me arrastré hasta él y nerviosamente quité la sábana. Para mi sorpresa, el cuadro había sido alterado. La mujer bonita estaba sonriendo al lado de un cuerpo con una cabeza cortada. Reconocí el pijama.

El hombre de la foto es mi papá.

Dejé escapar un grito que helaba la sangre, y para mi sorpresa, algo estaba escrito en la pared a mi izquierda. Decía lo siguiente:

"Te lo advertí Alex. Tú eres el siguiente"

Fue entonces cuando la mujer de la pintura había dejado de sonreír, y me miraba de nuevo con su fría, displicente mirada."


El cuadro de la historia

La historia no tiene mayor explicación, el cuadro es una pintura bastante famosa llamada "mujer en una ventana", del siglo XVI  de un artista desconocido y que está en una galería londinense.

Como curiosidad sobre la pintura (y esto no es nada terrorifico) se descubrió que la obra era totalmente diferente cuando se pintó.
Cuando restauraron el cuadro descubrieron parte de una pintura subyacente que aún permanecía en el cuadro. Retirado el barniz y esa capa, descubrieron que la obra era totalmente diferente:



Al parecer alguien había modificado la imagen original de la mujer rubia, posiblemente para ocultar algún rasgo de sensualidad. El autor y el por qué de la obra, no se conocen.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada