"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

martes, 8 de octubre de 2013

Mansiones encantadas I

-La mansión Winchester


La viuda de Samuel Winchester, el inventor del rifle de repetición, mandó levantar una casa que se estuvo construyendo durante 38 años sin parar hasta que el momento de su muerte, falleció con 82 años. Convencida por un medium de la época de que podía evitar que los muertos por los rifles Winchester la visitaran buscando venganza en vida. Desde ese momento en su casa no cesaban los ruidos de martillos, empleó durante años una legión de constructores, carpinteros y decoradores en un proyecto sin fin.

Actualmente está convertida en una especie de parque temático: Winchester Mystery House.
La casa norteamericana más embrujada, la Misteriosa Mansión Winchester, tiene 4 pisos, 467 entradas, 47 chimeneas y 2 espejos.-

Después de la muerte del heredero de la Winchester Arms Company, su viuda Sarah descubrió que estaba bajo una maldición. Esto se debía a las armas creadas por la empresa familiar, que habían causado la muerte a miles de personas y estaban buscando su venganza.

Ella creyó que su única oportunidad para vivir una vida normal era la de construir una casa de forma permanente. Si la casa nunca se terminaba, ningún fantasma podría instalarse en ella. La casa contiene muchas características utilizadas para atrapar o confundir a los espíritus. Hay puertas pequeñas o que no conducen a ninguna parte, y ventanas que miran adentro de otras partes de la casa. Aunque la mansión sea enorme, hay sólo dos espejos en el lugar. Esto se debe a que Sarah creía que los fantasmas temían a su propio reflejo.

Luego de dirigir la continua construcción de la mansión durante 39 años, Sarah falleció mientras dormía a la edad de 82 años. Muchos acontecimientos extraños han ocurrido a través de los años y siguen reportándose actualmente. Los psíquicos han visitado la casa y creen que muchos espíritus deambulan por ella, ¡junto con el fantasma de Sarah Winchester!

Han habido muchos encuentros y sucesos inusuales incluyendo pasos, portazos, voces extrañas y las famosas manchas frías. Es una de las casas más raras, sino embrujadas, de Norteamérica.


La Casa Winchester es una de las principales curiosidades de una parte de California que habitualmente queda de paso hacia San Francisco. Winchester Mystery House es su nombre oficial y quien piense que lo del misterio es sólo un argumento turístico para atraer visitantes hacia la ciudad de San José, sin duda está equivocado. Se trata de un sitio raro que solo se puede visitar acompañado por los guías, pues nadie puede garantizar que el visitante perdido sea encontrado nuevamente...




Una escalera de 13 escalones que no conduce a ningún lado.


Para entender algo de esta casa, hay que conocer la historia de su dueña, Sarah Winchester, que dedicó 38 años a hacer y deshacer habitaciones, puertas, escaleras y techos. Aunque la casa sufrió algunos daños serios en el terremoto de San Francisco de 1906, fue restaurada.
 Entonces la casa,  había llegado a tener entre 500 y 600 habitaciones, tenía 160 cuartos, con 2000 puertas, 10.000 ventanas, 47 hogares, 47 escaleras, 13 baños y 6 cocinas.


También aparece durante el recorrido una notable obsesión con el número 13: hay 13 baños (al decimotercero se llega subiendo 13 escalones, y cuenta con 13 ventanas), todas las rejillas de desagüe tienen 13 agujeros, muchas ventanas están compuestas por 13 paneles, el pavimento de la entrada está dividido en 13 sectores, y en el dormitorio de Sarah hay un armario con 13 ganchos donde se colgaban 13 vestidos. Los que usaba durante sus sesiones de espiritismo. La lista de otros 13 es larga: 13 cúpulas de cristal, escaleras de 13 escalones, 13 partes en el testamento de la dueña de la casa, que fue firmado 13 veces.

-Rectoría Borley



paranormal

Este caserón al que conocen como "la casa más embrujada de Inglaterra" de 23 recámaras, en el que vivían el reverendo Henry Bull, su esposa y sus 14 hijos, fue levantado en 1863 en la villa de Borley, en el condado de Essex (Gran Bretaña). 

Aparentemente fue construido sobre las minas de un monasterio benedictino del siglo XIII. La leyenda cuenta que uno de los monjes huyó con una monja, pero fueron apresados junto con el chófer de la carroza en la que escapaban. El monje fue ahorcado, el chófer decapitado y la monja encapsulada viva en las paredes del monasterio. 
Se han contabilizado dos mil fenómenos sobrenaturales distintos que se han repetido durante décadas en lo que ha sido el caso más investigado de la historia. 
La Rectoría fue investigada en varias ocasiones, fotografiada por diarios y prestigiosas revistas de la talla de Life, y ha acogido guías de turistas. Muchos fans de lo paranormal se reúnen para "ver" al fantasma de la monja.

Uno de los túneles subterráneos

Se hablan de hechos como pasos, luces extrañas, susurros fantasmales,  apariciones de un hombre sin cabeza y de una muchacha de blanco, los sonidos de un coche fantasma afuera de la casa, la aparición del constructor de la casa (Henry Bull) y el espíritu de la monja que anduvo por el jardín. 

Aunque molestos, los fantasmas de Borley habían sido relativamente pacíficos hasta octubre de 1930, cuando el revenrendo Lionel Foyster se mudó a la casa con su esposa Marianne y sus hijos. Durante su estancia en la casa aumentó la actividad paranormal. La gente era encerrada en los cuartos, los artículos de la casa desaparecían, las ventanas se rompían, los muebles aparecían descolocados de su sitio, se oían sonidos extraños y mucho más. 


Además comenzaron a aparecer mensajes escritos en las paredes. Unas misivas presuntamente realizadas por entidades del más allá en las que de una forma desgarradora pedían auxilio, como “Por favor, ayuda… Marianne” o “No puedo entender, dime más”.

La casa fue abandonada y poco después, en 1939, se incendió misteriosamente quedando destrozada. Un equipo de arqueólogos encontró hace unos años al hacer una excavación unos restos de una calavera de mujer y diversos objetos religiosos de una orden de monjas. 


-Loftus Hall

Loftus Hall fue construida en los tiempos de la Peste Negra en Irlanda. La familia Tottenham se vino a vivir a la mansión en el medio del siglo XVIII. La primera esposa de Charles Tottenham había sido  Honorable Anne Loftus.
Charles llegó para una larga estancia en la casa con su segunda esposa, y su hija Anne de su primer matrimonio. Durante una tormenta, un barco inesperadamente llegó a la Península de Hook , que no estaba lejos de la mansión. Un joven fue recibido en la mansión. Anne y el joven se pusieron a jugar al poker, cuando el joven dejó caer una carta en el suelo y Anne fue a recogerlo miró debajo de la mesa y se dio cuenta de que la joven tenía un pie de caballo en el lugar de un pie.
Se dice que Anne gritó y el hombre se fue arriba a través del techo, dejando un gran agujero en el techo. Anne estaba en shock y se puso en su habitación favorita en la mansión, que fue conocida como la Sala de Tapices. Ella se negó a comer y a beber, se sentó de rodillas bajo la barbilla hasta que ella murió en la Sala de Tapices en 1775. Se dice que cuando murió, no podían sepultar su cuerpo mientras sus músculos se habían apoderado de ella y fue enterrado en la misma posición en el que ella había muerto. Un rumor dice que el agujero no podía ser reparado, y se dice que incluso a día de hoy, todavía hay una cierta parte del techo que es ligeramente diferente del resto.
Se creía que el desconocido con la pezuña hendida regresó a la casa y causó actividad paranormal. Un número de protestantes clérigos aparentemente intentó y no logró poner fin a esto. El padre Thomas Broaders llegó a exsorcisar la casa sin éxito, pues se dice que el fantasma de Anne Tottenham también aparecía en la sala de Tapices.
Finalmente el edificio fue demolido en 1871, dejando atrás el mito que se había creado sobre él.
El Salón de Loftus se ergió de las ruinas del viejo Loftus Hall sobre 1870, fue comprada por las Hermanas de la Providencia y se convirtió en un convento y una escuela para niñas jóvenes. En 1983, fue comprado por Michael Deveraux, que reabrió sus puertas como “Loftus Hall Hotel”, que se cerró de nuevo a finales de 1990. Todavía hay gente que asegura que el fantasma de Anne sigue vagando por allí, a pesar de que el Loftus está vacío desde entonces.

4 comentarios :

  1. este es el mejor blog sobre creepipastas e historias de terror que he encontrado te felicito sos un/a capo/a

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer el blog!! me alegro que te guste

      Eliminar
  2. Las historias y/o creppys de lugares embrujados son las mejores, sigue asi \(^°^)/

    ResponderEliminar
  3. Muy buena, ,me atraen mucho las historias de casas o mansiones encantadas, ojala encuentre mas sobre el tema saludos!

    ResponderEliminar