El misterio de las islas Flannan


En las islas occidentales de Escocia, a 18 millas de la isla de Lewis, se encuentra un grupo de islas más pequeñas conocidas como las Flannans. La mayor de las Islas Flannan, Eilean Mor ("isla grande" en gaélico), es apenas de 39 acres de tamaño, una pequeña isla sobre el Océano.

Fue ene sta isla dónde un alto faro fue construido y se encendió por primera vez el 7 de diciembre de 1899, parpadeando dos veces en una rápida sucesión de 30 segundos para enviar su luz a una distancia de 24 millas náuticas mar adentro para guiar a los barcos que pasan con seguridad alrededor de Cape Wrath y de ahí a Pentland Firth.

Y fue aquí dónde un año después de su construcción que los tres guardianes asignados para operar y mantener la luz desaparecieron sin dejar rastro. Más de 100 años han pasado y el destino de los guardianes del faro de la isla de Flannan sigue siendo uno de los misterios perdurables de Escocia.

El 15 de diciembre de 1900, apenas unos días después del primera aniversario de la luz que se enciendió por primera vez, el capitán Holman, que se dirigía a Leith, Escocia, se dio cuenta de que la luz estaba apagada y reportó la interrupción por radio. En un principio las autoridades no lo consideraron importante y dejaron pasar el tiempo.

El día 20 de Diciembre, los "Guardianes de socorro"se disponían a acudir a la isla, sin embargo, debido a las tormentas no llegaron al lugar hasta el 26 de diciembre, el día después de Navidad. El capitán Jim Harvie disparó una bengala de señales, esperando respuesta de los fareros. Ninguno de los cuales provocó una respuesta. Luego ordenó al Guardián Joseph Moore a remar hasta tierra en el bote para investigar.


Al llegar a la isla, Moore encontró la puerta y la puerta exterior de las habitaciones de los encargados cerradas. En el interior, la puerta de la cocina estaba abierta y señaló que el reloj se había detenido y que el fuego no estaba iluminado. Al no encontrar rastro de James Ducat, Thomas Marshall y Donald McArthur, Moore regresó de vuelta al barco de socorro para notificar al capitán Harvie, que luego ordenó a cuatro miembros de su equipo para volver a la isla con Moore para investigar.

De acuerdo con las investigaciones, se encontró:

. . . las lámparas fueron limpiadas y rellenadas listas para la noche. Una silla volcada yacía en el suelo junto a la mesa. En el armario de la ropa de pie un conjunto de chaqueta impermeables [lluvia] y un par de botas de agua [chanclos], los otros dos conjuntos faltaban. Habia barandillas de hierro dobladas, una boya había sido arrancado de sus soportes y una piedra que pesa más de una tonelada se había desplazado a lo alto de la isla y todavía no había rastro de los guardianes.

Casi inmediatamente un telegrama fue enviado a William Murdoch, Secretario de la Oficina de la Junta Faro Norte - "Un terrible accidente ha ocurrido en las Flannans. Los tres guardianes: Ducat, Marshall y el ocasional [McArthur] habían desaparecido de la isla. A nuestra llegada esta tarde ningún signo de vida se veía en la isla ".

Los guardianes del faro

La noticia rápidamente se hizo eco en todo el país como todo un misterio inexplicable. Se les recordó rápidamente las tragedias anteriores que acontecieron en la Islas Flannan en menos de un año: un hombre cayó a su muerte desde la galería del faro, y cuatro hombres se ahogaron cuando su barco volcó en Eilean Mor.

Para un guardián de faro, la vida solitaria puede ser tranquila e idílica, pero Ducat, Marshall y McArthur no experimentaron una vida idílica en Eilean Mor. Para sobrevivir, ellos estaban obligados a criar y sacrificar sus propias ovejas y aves de corral, cultivar sus propios vegetales y atrapar su propio pescado. Tenían un contacto mínimo con el continente.

Cuando se descubrió su desaparición, un nuevo equipo fue asignado y la investigación continúa. Con una silla encontrada volcada, la puerta de la cocina abierta y un conjunto de ropa de lluvia dejada atrás la situación era extraña. Sin embargo las puertas del faro se cerraron con llave.

Michael Joseph, investigador del misterio señaló que:

"... Las tareas de rutina de la mañana se habían realizado después de esa hora. Las grandes lámparas de la linterna de la torre habían sido preparadas para otra noche de vigilia: las cantinas y las fuentes de petróleo se cebaron: la lente y el mecanismo habían limpiado y pulido de la forma habitual después de una noche de revolvente. Todo esto llevó tiempo. Por otra parte, todo en la cocina estaba en orden. Los utensilios utilizados en la preparación y el consumo de desayuno de esa mañana estaban limpios y en su lugar. Esto parece añadir a la convicción de que el desastre sucedió a los guardianes a finales de la mañana, antes de la hora del almuerzo.
El 29 de diciembre, Superintendente Muirhead llegó al lugar acompañado por dos cuidadores experimentados. Llegaron a la conclusión de que era probable que McArthur abandonó la sala a toda prisa, derribando la silla. Ellos supusieron que Ducat y Marshall habían salido a comprobar la seguridad de los equipos en el aterrizaje al oeste dejando a McArthur en el faro para hacer frente a las tareas domésticas. Se especula además que desde su punto de vista, McArthur observó una serie de olas excepcionales y salió corriendo para advertir a Ducat y Marshall. Cuando les llegó ya era demasiado tarde y a los tres hombres se los llevó el mar ".

Esto fue considerado por la mayoría como el escenario más probable, aunque no fue respaldado plenamente por la Junta del Faro Norte. En una violenta tormenta, tres guardas experimentados no se hubieran aventurado fuera por cualquier motivo. El Consejo también destacó que mientras un vendaval furioso estaba golpeando las islas el 12 de diciembre y el 13, se había calmado considerablemente en el 14. Reconocieron, sin embargo, que las olas gigantes de varios pies de altura en el Atlántico no son infrecuentes.

Entrada de periódico de la época


El investigador Richard Wilson disputó esta teoría:

"Teniendo en cuenta la regla de que un faro no se debe dejar sin nadie a cargo, los tres hombres no estarían fuera al mismo tiempo, a menos que el último hombre fuera llamado a alguna emergencia grave. Pero si una emergencia de tal efecto se hubiera descubierto en el rellano oeste, ¿cómo podría el último hombre haber sido convocado a la misma? Ni señal visual ni sonora de salida le habría llegado: el desembarco oeste estaba demasiado lejos y oscurecido de la vista. Sin embargo, el hecho de que la silla de la cocina fue derrocada y que el abrigo y botas de goma de McArthur se quedaron atrás sugiere que, efectivamente, salió al aire libre, en mangas de camisa, en un día de congelación en diciembre. Pero si tuviera tanta prisa, ¿por qué entonces se molestó en cerrar las puertas ? "

Tanto el mito y el folklore ha crecido sobre el misterio Flannan Isles, que algunos han informado de que cuando Joseph Moore abrió la puerta principal, tres extraños pájaros volaron hacia fuera, y, cuando la torre del faro fue registrada, hilos impares de algas se encuentron en las escaleras, y en el pequeño cubículo hoyos donde se guardaba el cuaderno de bitácora del faro.
Una búsqueda exhaustiva se hizo también de la propia isla. En la fase de aterrizaje al oeste encontraron daños extraordinarios. Barandillas de hierro fueron dobladas . La conclusión fue que el daño había sido causado durante una terrible tormenta.

Foto actual de las islas

Cuando se examinó el libro de registro (bitácora), el guardián Thomas Marshall registró lo siguiente: "12 de diciembre del vendaval de muerte. El mar azotó a la furia. Nunca había visto una tormenta así. Olas muy altas. Todo en regla. James Ducat irritable ".

Más tarde ese mismo día: "La tormenta todavía furiosa, viento constante. No se puede salir. Pasaron buques. Podía ver las luces de cabinas. Ducat tranquilo. Donald McArthur llorando ".

"Diciembre 13. La tormenta continuó durante la noche. El viento cambió al oeste por el norte. Ducat tranquilo. McArthur orando ".

Más adelante: "Mediodía, la luz del día gris. Yo, Ducat y McArthur oramos ".

El 14 de diciembre no había ninguna entrada en el registro. La entrada final se hizo sobre una pizarra, que (en circunstancias normales) habría sido trasladada a la bitácora adecuada por la tarde:

"15 de diciembre 13:00. Tormenta terminó, mar en calma. Dios está por encima de todo ".

Fue en la tarde del día 15 de que se observó que la luz no se había encendido, así que los hombres deben haber desaparecido en algún momento en las pocas horas entre la última entrada del registro y la caída de la noche, que en esa época del año, y en esa zona se habrían producido en torno a 16:00.

Hay mucha controversia sobre las entradas del registro. Más particularmente, la calidad altamente emotiva de las entradas. Este fue un diario de navegación oficial, las entradas normalmente habrían sido el esqueleto de la gestión diaria de la luz. Sin embargo eran algo personales.
La entrada "McArthur llorando" también es extraordinaria. Hace a McArthur sonar como un chico llorica, cuando a todas luces era un duro viejo lobo de mar, de muchos años de experiencia. En el continente era conocido como un tipo rudo.
La entrada final también despertó cierta sorpresa. El Superintendente Muirhead, que era parte de la investigación oficial, conocía a todos los hombres personalmente, y dijo que nunca había pensado en alguno de ellas como particularmente temeroso de Dios, o con tendencia a la oración.

Aún más curioso es que no hubo tormentas reportadas en la zona en los días 12, 13 y 14 de diciembre. De hecho, el clima estaba en calma, y ​​las tormentas que estaban azotando la isla no golpeó hasta el 17 de diciembre.

Siendo realistas, lo más probable es que los hmbres fueran arrastrados por las olas, pero otras teorías apuntaron a un suicidio colectivo o a un asesinato. Aunque estas últimas son bastante improbables. Tampoco se explica el por qué de los mensajes de bitácora tan extraños, y por qué se cerró al puerta del faro y McArthur salió sin abrigarse un día de congelación.


El misterio de las islas Flannan El misterio de las islas Flannan Reviewed by A.Sax on 4:05 Rating: 5

2 comentarios:

Karume G. dijo...

Siempre escuché de este caso pero nunca pensé que fuera tan interesante,¡gracias por publicarlo!

Y una sugerencia,¿podrían investigar acerca del caso de Kris Kremers y Lisanne Froon?

Mistery Internet dijo...

Le echaremos un vistazo. Gracias por el comentario!

Con la tecnología de Blogger.