Corea del Norte: curiosidades, rarezas o cosas terroríficas de este país (parte 1)

Corea del Norte, ese país tan hermético del que apenas sabemos nada, no es un destino de vacaciones normal para los que buscan relajarse debido a los riesgos y limitaciones que existen bajo su actual régimen comunista. Sin embargo, más de 4.000 occidentales intentan viajar a Corea del Norte cada año.

Existen muchas normas que debes cumplir si estás allí, además, conocemos algunas curiosidades, cosas extrañas o simplemente aterradoras de este país que intentaremos recopilar en una serie de entradas dedicadas a esta solitaria nación.

Bienvenidos a Corea del Norte...


- Where Are You, Dear General?

Literalmente "¿Dónde estás, querido general?" es una canción de 1971 de opera norcoreana supuestamente escrita por Kim Jong Il para la ópera revolucionaria "Historia de una Enfermera".​ 

Esta es considerada la canción más popular de Corea del Norte y se escucha en diferentes eventos públicos, pero lo más inquietante de todo es que en la capital Pyongyang hacen sonar esta "canción" a través de cientos de altavoces cada día a las 6 AM, a modo de despertador para todo el mundo. 

Si la escuchas, una melodía así puede parecer realmente aterradora, sobretodo contrastándolo con el nulo ambiente de la ciudad norcoreana en la mañana. ¿Imaginas despertar cada día de tu vida con una melodía así?

Tiene un aire "creepy", ¿verdad?


- El quinto piso del Hotel Yanggakdo



El Yanggakdo International Hotel es una parada estándar en la mayoría de las giras por Corea del Norte, es de los pocos hoteles del país, y dónde la mayoría de turistas se quedan a dormir.
Es un gran hotel de aproximadamente tres estrellas que ofrece bar, librería, restaurante giratorio, bolera, sala de billar, sauna, piscina, peluquería, un casino y un club de masajes por aproximadamente $499 la noche para dos adultos.

El quinto piso del hotel ha sido motivo de curiosidad entre los extranjeros porque está fuera del alcance de los huéspedes del hotel, creándose una especie de leyenda urbana entre los turistas que aquí se alojan. Los ascensores no se detienen en el quinto piso; por lo tanto, no hay un botón de quinto piso en el panel del ascensor, lo cual obviamente lleva las sospechas de muchos.

El quinto piso puede ser visitado "extraoficialmente" a través de las escaleras, y de hecho, algunos pocos turistas que exploraron el hotel se han atrevido a entrar. 

Un caso famoso es el del turista Calvin Sun, americano de padres chinos, que visitó Corea del Norte en 2011 con algunos amigos. En su última noche juntos, de regreso en el hotel, los guías alentaron al grupo a unirse una vez más a tomar una copa. No se quedaron mucho tiempo. Había sido una semana muy ocupada y el grupo comenzó a dirigirse a sus respectivas habitaciones, cuando algunos decidieron que sería divertido que exploraran el resto del hotel. Ahí encontraron con que el quinto piso no aparecía en la botonera del ascensor y decidieron averiguar más.

En 2011 nunca se había detenido a ningún turista por ello, pero actualmente está totalmente prohibido acceder. 

Lo primero que llamó la atención de Sun fue la poca altura del techo. Aproximadamente la mitad que en los otros pisos. La mayoría de las habitaciones estaban cerradas, pero una estaba abierta. Había un par de zapatos afuera, junto a la puerta abierta. Cuando miraron, no pudieron ver a nadie adentro, pero vieron cámaras de seguridad, pantallas de televisión que parecían mostrar el interior de las habitaciones y lo que parecían equipos de vigilancia. Pensaron que este piso era donde el personal del hotel, según los informes, guardaba el equipo para vigilar a los huéspedes. Las paredes estaban cubiertas con pinturas de propaganda antiamericana y antijaponesa de colores brillantes y cortinas enmarcadas. Varias imágenes glorificaron al ex líder supremo Kim Jong Il. Una leyenda de uno de los carteles decía: "Esta bomba es producto de los estadounidenses. Cada producto de los estadounidenses es nuestro enemigo. Véngate mil cientos de veces contra los estadounidenses".


Algunas fotografias del quinto piso, por Calvin Sun



Después de varios minutos, un hombre al que no reconocieron emergió de las sombras y se acercó al grupo para pedirles que se marcharan, amablemente. Algunos decidieron aventurarse nuevamente hacia abajo. De vuelta en el quinto piso, una de las personas del grupo abrió una puerta y no encontró nada más que una pared de ladrillos. Otro abrió uno para encontrar escaleras que conducían a otro piso. Había un piso dentro de un piso. Pero no tardaron en volver a echarlos de la zona.

Debido a los rumores una agencia de viajes occidental que se especializa en recorridos por Corea del Norte ha descrito el quinto piso como "en realidad sólo un nivel de servicio muy parecido al de cualquier hotel, y estrictamente fuera del alcance de los turistas".


Documentación en vídeo de Sun


- El caso de Otto Warmbier

Este caso está relacionado con el punto anterior.

En 2015, el estudiante universitario estadounidense Otto Warmbier seguiría el mismo programa en Corea del Norte que Calvin Sun, con los mismos operadores, Young Pioneer Tours. Warmbier también se alojaría en el hotel Yanggakdo. Y fue en el hotel donde los funcionarios norcoreanos dirían que Warmbier intentó robar un cartel de propaganda norcoreano. 

Las imágenes de vigilancia indicaron que Warmbier había estado en una parte del hotel que no estaba abierta al público en general, el quinto piso. Algunos que han visitado el hotel de Pyongyang dicen que el estudiante de 21 años sin duda se aventuró al quinto piso y quitó un cartel de propaganda de la pared, un detalle nunca confirmado por el gobierno de Corea del Norte o el hotel Yanggakdo.

El cartel decía «김정일애국주의로튼튼히무장하자!» («¡Armémonos fuertemente con el patriotismo de Kim Jong-il!»). Dañar elementos con el nombre o imagen de un dirigente norcoreano está considerado como un grave delito por el régimen norcoreano. Un vídeo que pretende mostrar el robo fue lanzado por la agencia estatal Agencia Telegráfica Central de Corea el 18 de marzo de 2016. En el vídeo de baja resolución de 18 segundos, una figura irreconocible arranca un cartel de la pared y lo coloca en el suelo, apoyándolo contra la pared. Esta acción se muestra dos veces, seguido por una imagen de mayor resolución del cartel en la pared. La cara de la persona que retira el cartel no se ve durante el video.

A la mañana siguiente de arrancar el cartel fue detenido antes de subir al avión de regreso a casa. Warmbier fue sometido a un juicio falso y luego a una confesión televisiva forzada. Fue declarado culpable y condenado a 15 años de trabajos forzados por el delito.

Aproximadamente un mes después de su encarcelamiento, Warmbier sufrió una crisis médica por causas desconocidas que le causó graves lesiones neurológicas, dejándolo en coma. Las autoridades norcoreanas dijeron que el coma de Warmbier fue un resultado de botulismo y una píldora para dormir, aunque los médicos estadounidenses no encontraron evidencia de botulismo en su organismo. Estados Unidos realizó esfuerzos diplomáticos para buscar la liberación de Warmbier, siendo liberado el 12 de junio de 2017, tras año y medio de cautiverio. Warmbier fue trasladado en avión a su ciudad natal, Cincinnati (Ohio), el 13 de junio de 2017, y fue atendido inmediatamente en el Centro Médico de la Universidad de Cincinnati para su evaluación y tratamiento, pero falleció siete días después. Funcionarios estadounidenses culparon a Corea del Norte por su muerte.

Estudios médicos posteriores demostraron que no encontraron evidencia de abuso físico o tortura, pero nadie realmente que pasó ese tiempo que Otto estuvo recluido en Corea del Norte.

La muerte de Warmbier puso el foco en el turismo en Corea del Norte. Varios operadores turísticos, incluido Young Pioneers Tours, dijeron que ya no escoltarían a ciudadanos estadounidenses al país. Muchos dijeron que revisarían sus políticas para todos los turistas occidentales, agregando páginas en sus sitios web que indicaban que el quinto piso era un piso de servicio que estaba estrictamente fuera de los límites.

Desde 1996, al menos 16 extranjeros fueron detenidos en Corea del Norte, entre ellos muchos siguen haciendo trabajos forzados allí, alejados del resto del mundo.


- Reglas para los turistas

Estatuas de 20 metros de Kim Il-sung y Kim Jong-il.

Si todavía tienes ganas de visitar este país, es relativamente seguro si sigues las normas establecidas, y aunque no podrás conocer "la realidad del país" por la falta de libertad, para muchos es toda una experiencia a tener en cuenta. La lista de normas a cumplir mientras estés allí es larga, y conviene estudiarlas bien. Algunas de ellas son:

- Es imposible salir del hotel sin autorización. De hecho irás siempre vigilado por dos guías, y no podrás moverte libremente. Un extranjero sólo puede ver lo que el gobierno quiere que vea.

- Puedes llevarte como souvenir alguna moneda o billete coreano, pero no podrás pagar en la moneda local. Los extranjeros deberán cambiar por euros, yuanes o yenes. Y por supuesto no se admiten tarjetas de crédito.

- Sólo se puede comprar en tiendas exclusivas para turistas, pues no se puede hacer en tiendas locales. 

- Si harás uso de un teléfono celular lo puedes hacer declarándolo a la entrada y a la salida. Debes comprar una tarjeta SIM local en el aeropuerto para usarlo. Esta tarjeta SIM local es exclusiva para turistas y no permite llamar a números locales. Todas las conexiones que hagas serán monitoreadas.

- Al salir del país, deberás comprobar tus gastos realizados, por lo que es recomendable guardar todos los tickets de compra.

- No dar propinas, se supone que ya van incluidas en el precio que pagas por el viaje. Sí podrás dar recuerdos o souvenirs a los coreanos: para hombres una botella de licor, un bolígrafo o una agenda; para las mujeres chocolate, café o una agenda.

- En las enormes estatuas de bronce de Kim Il Sung y Kim Yong Il, el turista deberá realizar una ofrenda floral (qe deberás pagar tu mismo) y realizar una reverencia para mostrar respeto a los líderes. Además la ropa debe ser formal, para asistir a ciertos lugares no todo tipo de ropa está permitidos, por lo general los jeans están mal vistos.

- A la salida, deberás declarar todo de nuevo y deberás probar los gastos realizados, es por eso que deberás guardar los tickets de todo.

- También a la salida se revisarán todas las fotografías de tu cámara digital. Si no son aptas las borrarán allí mismo. Solo se puede fotografiar lo que los guías decidan, y no puedes recortar fotografías con la imagen de sus líderes. Si sacas una foto de las estatuas, deben ser completas.

- Llevar pornografía o propaganda extranjera está totalmente prohibido. No deberás hablar con ningún norcoreano sobre política.

Por supuesto estas son solo algunas de las reglas que hay que cumplir, hay muchas más, pero los guías suelen ser "permisivos" a su manera con los turistas. Y mientras estés allí querrás cumplir las normas...por si acaso.


2 comentarios:

  1. Segunda parte, porfa 👏🏻👍🏻🙏🏻

    ResponderEliminar
  2. Siempre me he preguntado si habrá algún caso paranormal, misterios sin resolver o de Ovnis dentro de Corea del Norte, pero como es de cerrado el país es poco probable que se pueda saber de eso. buen artículo espero más partes ��

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.