El Cronovisor, la máquina del tiempo que guarda en secreto el Vaticano


El ser humano siempre ha querido ver el futuro, es un sueño de la humanidad desde hace siglos atrás, pero, ¿es realmente posible? Existe una leyenda urbana algo conocida que se tornó en toda una conspiración. Se trata del Chronovisor.

El Chronovisor sería un gran secreto del Vaticano. Un "visor del tiempo", con el que puede "sintonizar" imágenes del pasado. Sería uno de los secretos mejor guardados de la historia, y al que solo el Papa tiene acceso. Según los informes, este cronógrafo fue fabricado en la década de 1950, inventado por los físicos italianos Enrico Fermi y Pellegrino Ernetti. A través de este dispositivo, las autoridades del Vaticano podrían haber visto y filmado eventos bíblicos como la Crucifixión de Jesús.

Este extraordinario invento fue informado de manera pública y llamativa por el Padre François Brune en su libro Le nouveau mystère du Vatican (El nuevo misterio del Vaticano), de 2002. La información habría sido recibida del científico y sacerdote Pellegrino Ernetti en los años sesenta. Investigando un poco, la primera referencia a este artefacto se encuentra en un artículo inusual en la revista italiana The Domenica del Corriere, publicada en 1972. El artículo se tituló "Una máquina que fotografía el pasado finalmente se ha inventado".


Según la investigación, el visor se fabricaría con 3 aleaciones de metales preciosos y tendría antenas, cátodos electrónicos, electrodos y diales y palancas para cambiar la sintonización o las señales electromagnéticas. Funciona a través de la detección y reproducción de la radiación residual para todos los eventos pasados. También detecta ondas sonoras. Son señales electromagnéticas dejadas por las acciones de los seres humanos.

El científico y sacerdote Pellegrino Ernetti dijo que había observado a Napoleón Bonaparte, el filósofo romano Cicerón y más. Lo más impresionante fue filmar la Crucifixión de Jesús y la destrucción de Sodoma y Gomorra.

Ernetti

Un problema para verificar la existencia del Chronovisor es que el físico Enrico Fermi nunca confirmó haber participado en la ingeniería de este artefacto. Aunque es bastante obvio que Fermi no había confesado su participación debido a un posible acuerdo de confidencialidad (o amenaza) con el Vaticano.

Por supuesto surgieron dos fotografías de Jesús que supuestamente fueron tomadas con este artilugio, las siguientes:




Son fácilmente desmentibles. La foto del rostro de Jesús es muy similar a una escultura encontrada en el Santuario del Amor Misericordioso, en Collevalenza, Italia. Sin embargo, Ernetti dijo que esa estatua habría tenido inspiración divina, ya que fue esculpida bajo la dirección de una monja que tuvo una visión de la crucifixión.
La otra fotografía es realmente un cuadro, pintado por el alemán Johannes Raphael Wehle (1848-1936), ligeramente editado:



Cabe señalar que una supuesta carta de un pariente anónimo de Ernetti dijo que el sacerdote había confesado la falsificación de la foto de Jesús. En contraste, el padre Brune opinó que Ernetti debió haber sido presionado por el Vaticano para que se desinformar.

Como podemos ver, hay demasiada controversia con respecto a este visor de tiempo inusual. Se ha informado que el Vaticano negó tener posesión de él y que cualquiera que usara un "Instrumento de tales características sería excomulgado". Esto es sospechoso y podría indicar que el Vaticano aún posee este cronógrafo. Si esto fuera cierto, nunca lo sabríamos, pero, ¿quién podría creer una historia así?

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.