El hombre que afirmaba llegar de Taured, un país inexistente



En un caluroso día de julio de 1954, las autoridades del aeropuerto de Tokio en Japón se enfrentaron con un problema desconcertante ... un viajero de Europa con un pasaporte de un país llamado "Taured". Mientras el viajero parecía europeo ( no japonés ), afirmaba que su país estaba en Europa y llevaba dinero de varios países europeos, los policias del aeropuerto sintieron que tenía que haber una explicación simple de por qué no conocían al país, así que llevaron al viajero a una habitación y comenzaron a hacer averiguaciones.

Mientras intentaban localizar información sobre 'Taured', el viajero comenzó a enojarse. Afirmó que este fue su tercer viaje este año a Japón para su compañía, y que había estado haciendo esos viajes durante los últimos cinco años ... por lo tanto, no podía entender cuál podría ser el retraso con la aprobación de su viaje. Pero la compañía que él dijo que venía a visitar dijo que no sabían quién era él ... y los funcionarios no pudieron encontrar ninguna prueba de la existencia de la compañía para la que afirmaba que trabajaba. Tampoco el hotel con el que afirmó tener reservas sabía quién era. Podía hablar bien el japonés, entre otros idiomas, lo que aparentemente era una prueba más de su contacto anterior con Japón. Hablaba francés de forma nativa y se sorprendió genuinamente de no poder encontrar a su país en un mapa mundial que se le presentaba. Declaró que su país estaba ubicado donde el mapa mostraba el Principado de Andorra, junto con partes de Francia y España, y que Taured había existido durante casi mil años ... por lo que debería haber estado en el mapa. La explicación no podía ser otra que la de un viajero del tiempo.


No es sorprendente que pronto exigió hablar con los funcionarios del gobierno para aclarar el asunto. Como no podía ser retenido en la habitación del aeropuerto para siempre, las autoridades del aeropuerto organizaron una habitación para el hombre en un hotel cercano en la que podía esperar mientras se manejaba el asunto. Dos oficiales de inmigración fueron puestos a vigilar la habitación; el viajero desconocido no debía irse hasta que las autoridades hubieran tomado una decisión sobre todo el problema. Le sirvieron la cena en su habitación, y pronto se fue a dormir. Después de todo, había sido un día largo y desconcertante para él. Aunque la puerta de la habitación estaba vigilada toda la noche, el extraño hombre se había ido cuando registraron en la mañana. La única otra salida de la habitación era una ventana sin ángulos, sobre una calle concurrida.

El viajero se había ido y nunca más se supo de él ... lo que resolvió el problema inmediato para los funcionarios, pero dejó un problema más grande para el mundo. ¿Quién era el hombre de Taured? ¿Vino de una dimensión alternativa, como algunos dijeron? , ¿O realmente viajó en el tiempo?
Como señalan muchos sitios web que reflexionan sobre este asunto, los informes iniciales del asunto provienen de un libro de Colin Wilson, "The directory of possibilities", publicado mucho antes de que Internet fuera algo, en 1981. Ya que fu publicado en dicho año señalan que esta no es una mera historia de Internet, sino un verdadero misterio paranormal que nunca se pudo resolver. Aunque si bien es cierto que el extraño evento del hombre de Taured se publicó por primera vez antes de que Internet fuera un factor importante en la creación de mitos paranormales, no es necesariamente cierto que el simple hecho de publicarlo en un libro lo de por verídico.

El libro se publicó por primera vez en 1981, veintisiete años después del evento de 1954, y es esencialmente una colección de artículos breves sobre diversos tipos de eventos paranormales declarados. Aunque el volumen fue editado por Colin Wilson, la entrada que nos concierne aquí fue escrita por Paul Begg, quien era conocido en su momento por su libro Into Thin Air, sobre misteriosas desapariciones. Sin embargo, la historia era más simple, según el libro todo se simplifica bastante, y lo que realmente ocurrió fue que un hombre llegó al aeropuerto japonés diciendo que era de un país llamado Taured. La historia que le sigue, de su misteriosa desaparición, parece haber sido un añadido. Tampoco se proporciona ninguna fuente para la historia
Solo Begg sabría ahora si tenía una fuente válida para su breve mención del incidente de Taured. Pero quizás el hecho de que nunca volvió a nombrar la historia es una respuesta en sí misma.

Se pueden encontrar numerosos libros sobre el tema

Así pues, hay varias posibilidades finales. Es posible que la historia sea real, que el hombre haya llegado de Taured y que haya desaparecido misteriosamente en una habitación de hotel, pero no hay registros de esto de ningún tipo, y la parte de la desaparición parece haber sido una invención posterior que se extendió como una leyenda urbana. Así pues el verdadero misterio es descubrir si de verdad alguien afirmó llegar de un país imaginario. Esto es más probable, podría tratarse de un hombre que decidió tomar una broma a las autoridades japonesas en los años 50. O simplemente podría no haber sucedido nada parecido en absoluto. Es difícil aclarar sin ningún tipo de registro ni prueba real.

2 comentarios:

  1. La verdad no me sorprenderia que fuera real, digo si alguien como Stephen Hawking creé en la existencia de universos paralelos apoyando la teoría de la relatividad de Einstein en la que se pone en evidencia cuan delgado es el velo de la existencia... Nikola Tesla demostró que con un poco de vibración se puede desgarrar ese velo y eso no es algo que alguien pueda manipular, solo es estar en el lugar y en el momento adecuado para poder cruzar y experimentar los dulces horrores de la aleatoriedad.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta que al final esté el análisis de que puede no ser verdad, el hecho de que nos fascinen los misterios no quiere decir que cualquier historia deba ser tomada como verdadera, y menos cuando no hay pruebas.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.