El misterio del incendio del Tren Fantasma de Luna Park


En la noche del 9 de junio de 1979, se produjo un incendio dentro del parque de diversiones Luna Park (Sydney), aproximadamente a las 10:15 pm. El incendio, específicamente ocurrió en la atracción llamada 'Ghost Train' (una atracción sobre raíles basada en una casa del terror). Debido a una combinación de baja presión de agua, falta de personal dentro del parque y una cobertura inadecuada del tren fantasma por el sistema de manguera contra incendios del parque, el fuego consumió completamente la atracción. John Godson y sus dos hijos Damien y Craig, junto con Jonathan Billings, Richard Carroll, Michael Johnson y Seamus Rahilly,  perdieron sus vidas. Siete personas en total, aunque se cree que unas 35 personas estaban dentro de la atracción en ese momento, que por suerte consiguieron escapar. Por supuesto, el parque fue cerrado inmediatamente después.

Algún tiempo después de la tragedia, la esposa de John, Jenny Godson, encontró algunas de las fotografías tomadas durante ese horrible día y se detuvo para mirar a una en particular. Una fotografía de su hijo Damien, la última que se tomó, muestra al niño pequeño tímidamente posando junto a una figura intimidante que lleva una máscara de aspecto demoníaco con cuernos en la cabeza. Más tarde, no pudieron localizar al hombre.


Podrías pensar que era personal del parque disfrazado, o algo así, pero supuestamente no lo es. Después del hecho, se hicieron comparaciones entre la figura y el dios (o el demonio, según la versión de la historia que leas) de Moloch.

Moloch o Moloch Baal fue un dios de origen canaanita. Era considerado el símbolo del fuego purificante. Se cree que Moloch prefería que los niños fueran quemados vivos como sacrificios. Entonces, ¿fue este incendio una forma siniestra de ofrecer sacrificios humanos a un dios antiguo o fue un incendio deliberado en una disputa de negocios, como han afirmado otros?

Representación de Moloch

Jenny Godson creía que algo malo estaba sucediendo, pero el misterio de exactamente quién era el hombre enmascarado y con cuernos era el mayor misterio. Aunque se han afirmado fallas eléctricas, la causa exacta del incendio no se pudo determinar mediante una investigación posterior, facilitando que las teorías más "paranormales" surgieran.

El forense también dictaminó que las acciones de la administración y el personal de Luna Park antes y durante el incendio (en particular, su elección de no haber instalado un sistema de rociadores en el viaje) incumplieron su deber de atención. El caso se reabrió en 1987: no se hicieron nuevos hallazgos, aunque se criticó la investigación policial y la investigación.

En mayo de 2007, Anne Buckingham, una sobrina de una reconocida figura del crimen organizado de Sydney, Abe Saffron, afirmó en una entrevista con el Sydney Morning Herald que su tío era responsable del incendio. Saffron se había asociado con otros siete ataques incendiarios en los dos años posteriores al incendio del Tren Fantasma, aunque él había negado repetidamente su participación en dicho incendio y por supuesto no se pudo probar que fuera él el causante de la tragedia. Buckingham afirmó que el ataque era parte de un plan para que Saffron obtuviera el control del arrendamiento de Luna Park, aunque declaró que creía que las siete muertes no estaban destinadas a suceder. Más tarde se retractó de estas declaraciones y exigió que la historia no se publicara, aunque el Herald afirma que sus declaraciones originales fueron grabadas en una cinta durante una entrevista cara a cara.

Algunas fotos de época tras el incendio

Luna Park instaló un jardín conmemorativo para recordar a las víctimas en 1995, pero sus instalaciones se perdieron durante la remodelación del parque en 2003. Como reemplazo, se colocó una placa con los fallecidos en la ubicación de la atracción, pero nunca se pintó un mural prometido para rodear la placa.

Para finalizar, el incendio no debió tener nada que ver con la extraña foto con "Moloch", que bien podría tratarse de cualquier persona disfrazada que pasara por allí (y que quizás ni siquiera era un disfraz de Moloch). Seguramente sucedió debido a problemas eléctricos y se descontroló, o quizás fue una estratagema de Saffron. Ambas hipótesis podrían ser las correctas...


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.