El entramado pedófilo y satánico del caso Bar España


El caso bar España es un reconocido caso de crónica negra española. Nace en 1997 cuando Reinaldo Colás, residente en Benicarló (Castellón, Valencia) denunció que Giuseppe Farina, expresidente del equipo de fútbol italiano A.C. Milán y pareja de su ex mujer, abusaba de sus dos hijas de 5 y 3 años. 

A día de hoy este caso se dice "sin resolver", pero ha alcanzado el estatus de leyenda en los 90. La premisa es sencilla: Existe un bar de carretera que abre las 24 horas y tiene habitaciones en la planta de arriba. Allí se reúne una secta satánica formada por poderosos empresarios y políticos europeos. Raptan a niños de un centro de menores tutelados próximo, y en el mismo bar los violan y los torturan, grabando todas las perversiones cometidas. Luego, se dice, que estas cintas son vendidas por altas cantidades de dinero. La leyenda creció en internet hasta decirse que varios niños fueron asesinados en el bar.
También hay gente que lo ha relacionado con otro famoso crimen español, el caso Alcasser, pero no tiene ninguna relación. Como es habitual en estas cosas, la leyenda acaba modificándose rápidamente.

Empezemos por el principio. Cómo surgió esta trama:

Reinaldo Colás, un reconocido peluquero, se separó de su mujer, una bailarina australiana 20 años menor que él. Despechado por ello, y lleno de celos, comenzó a beber alcohol en grandes cantidades. Esto le motivó a trazar su particular venganza contra su exmujer y su nuevo novio, Giuseppe Farina, expresidente del equipo de fútbol italiano Milan. Para ello, inventó lo siguiente. Según contó el peluquero, Farina estaba abusando de sus dos hijas de 5 y 3 años. Después de investigar mucho por su cuenta, Colás supuestamente se encontró con este entramado satánico en el bar España que siguió reivindicando como verdadero hasta el día de su fallecimiento.

Colás

Colás aún tenía trato con sus hijas, y las utilizó para su entramado. Las obligaba a decir ciertas cosas mientras las grababa, si las decían bien, las premiaba, y si no las castigaba. Normalmente, como recuerdan sus hijas, estaba alcoholizado y muchas veces no tenía ningún autocontrol. "Giuseppe es malo porque nos viola con la pilila" o "nos obliga a tocarle la pilila y luego mea yogur" eran algunas de las cosas que supuestamente les obligaba a decir, y las forzaba a dibujar a Farina y a escribir frases como "es malo y me gustaría pegarle". También decía que presenciaron como mataban a un niño de dos disparos en el transcurso de un "juego".

Supuestos dibujos que hacían las hijas de Colás

Un 7 de abril de 1997, Colás se dirigió a la Guardia Civil para que testificaran sobre ello, y allí repitieron todo lo que habían estado diciendo durante meses, aportando los vídeos grabados y los dibujos. Con el tiempo, el intercambio de denuncias entre el peluquero y su exmujer, y ante la delicada situación de él, que comenzó a sufrir delirios, la administración decidió quitarle a ambos la custodia de sus dos hijas y fueron internadas durante seis meses en el centro de menores tutelado Baix Maestrat. Este centro de menores es el mismo que formó parte de la leyenda, de dónde supuestamente sacaban los menores que violaban y asesinaban en el bar.
Colás, separado de sus hijas, comenzó a divulgar la historia, queriendo publicidad. El caso llegó a volverse más mediático cuando Antonio Toscano se involucró. Este valenciano dice ser periodista, criminólogo, psicólogo, abogado y presume de haber colaborado en el Caso Madeleine con las autoridades portuguesas. Sin embargo, todo esto parece ser mentira y era un "buscavidas impostor". Toscano fue uno de los pocos que creyó y ayudó a Colás a, supuestamente, crear esta leyenda con sectas y personalidades influyentes que secuestraban y violaban niños en el bar. Políticos, jueces, banqueros y demás celebridades eran, según esta teoría, responsables también del crimen de Alcàsser y de la muerte de tres jóvenes en Macastre en 1989, aún sin resolver. Un entramado que los dos crearon para intentar sacar adelante la venganza, y, en caso de Toscano, para darse a conocer y ganar reconocimiento fácil (se dice que su economía no iba bien en ese momento).

Toscano
Toscano reclutó más personas al proyecto. Se dice que estaban movidos por el dinero, por la posibilidad de salir en la televisión o por futuros cobros que llegarían cuando todo se desvelara. Pero quizá eran solo mentiras que utilizaron para convencerlos. Traficantes, personas con trastornos mentales o problemas de adicción eran los testimonios que Colás y Toscano tenían. Además del hijastro del embaucador, aparentemente intimidado, y una amiga del peluquero. A todos ellos se los grabó en el piso superior de la peluquería de Colás asegurando que habían estado en las fiestas satánicas que se celebraban en el Bar España. Los vídeos no están ni siquiera editados, pues los entrevistadores se enfadaban cuando los testigos no contestaban correctamente. Ellos dicen que al menos 80 menores fueron víctima de estas violaciones y cinco de ellos murieron y fueron enterrados bajo el Bar España. Cabe decir que no hay registros de ningún fallecimiento de estas cinco personas. Todas estas entrevistas fueron orquestadas, una farsa.
Se podían oír graves acusaciones de estos "testigos" como "El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra Carreras, se la metía por el culo a mi hijo Alberto Hernández Calvo, y a su hermano José Manuel otro hombre, en la habitación de la Residencia de menores Baix Maestrat de Vinarós". Estas y otras son las terribles palabras en el escalofriantes testimonios que se presentaron. Otros testimonios de jóvenes decían que a veces eran obligados a disfrazarse, y que los niños iban rotando de habitación en habitación, dónde los pederastas abusaban de ellos. Supuestamente eran engañados para llevarlos hasta la planta superior del famoso bar, normalmente en horas nocturnas. También dicen que los abusadores "recitaban frases en latín".

Un ejemplo de unos de los testigos grabados en vídeo
Más pederastas y asesinos de menores acudían para violar y filmar a los niños en vídeo. Estas filmaciones de vídeo eran vendidas e intercambiadas posteriormente a clientes VIP degenerados sexuales. Algunos de estos vídeos snuff  fueron incautados por la policía francesa, en el que aparecían menores víctimas del caso bar España siendo violados, torturados y asesinados, pero la policía francesa no quiso que se hicieran públicos estos vídeos por la brutalidad de las imágenes. De esto, realmente, no hay pruebas específicas y es más una habladuría.
Existe otra leyenda dentro del caso que fue crandose, la de la enfermera que supuestamente curaba a los niños de sus desgarros y golpes. Se llamaba Alicia Martínez. Cuenta la historia que, cuando se hartó de tal barbarie, se plantó y amenazó con denunciar a los pedófilos. Tras eso, fue vilmente asesinada. Dicen que ardió dentro de su coche en llamas. La verdad es que es verídico que una enfermera muriera por un incendio de su auto, pero se dictaminó que fue un accidente por fallo del motor. Es más, la leyenda de Alicia nació tras el accidente. Se creó tras ello.
Las diferentes denuncias del caso fueron archivadas en los tribunales. Nunca fueron realmente tomadas en serio por la polícia, quién supo rápido de que los testimonios eran trucados. De todas las denuncias presentadas, sólo Reinaldo Colás llegó hasta el final y se defendió, el resto retiró sus denuncias. Los jueces no vieron nada punible y los forenses que examinaron a los niños que decían haber sido violados no encontraron ningún indicio de ello. Toscano se retiró del caso sin denuncia ninguna, haciendo que él nunca participó en esto.
Finalmente Colás fue condenado a 15 meses de cárcel por denuncias falsas, calumnias y difamaciones. Él denunció hasta el final que sus pruebas eran verídicas y que el entramado era real, pero que los acusados eran tan poderosos e influyentes que no pudo hacer nada. Estuvo unos 3 meses en prisión, pero las multas lo ahogaron y acabó arruinado y alcohólico, muriendo por cáncer de hígado en 2017. Con él, parece, el caso bar España acabó definitivamente.

El bar por supuesto acabó cerrando sus puertas. A día de hoy se llama Restaurante Mediterráneo.

El entramado pedófilo y satánico del caso Bar España El entramado pedófilo y satánico del caso Bar España Reviewed by MisteryInternet on 0:47 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.