martes, 9 de enero de 2018

Asesinato en Fiji en alta mar


En 2014, un taxista en Fiji encontró un teléfono celular en uno de los asientos de su taxi. Sin el conocimiento de quién lo dejó o la identificación de quién era el propietario, el taxista decide investigar el teléfono él mismo para identificar al propietario. Sin embargo, mientras miraba la galería del teléfono, descubrió algo aterrador.

Encontró un vídeo. El video era de 4 hombres desarmados agarrados a un bote de madera roto para salvar su vida mientras unos marineros en un barco diferente comenzaron a dispararles. Una de las víctimas levanta sus manos para rendirse, pero luego recibe un disparo en la cabeza. El video continúa, los 4 hombres flotan muertos en el agua. Antes de disparar al último hombre, se podía escuchar una voz en el barco gritando: "¡Dispara, dispara, dispara!" Antes de que la crisis terminara. Después de que los hombres yacían muertos, los marineros en el bote comenzaron a reírse y darse la vuelta para tomarse selfies. El video luego termina.

Pero, a pesar de todo, sin embargo, el vídeo nunca fue reportado. No se presentaron testigos, y las víctimas o los marineros no fueron identificados. La policía ni siquiera sabía sobre el incidente antes de que se filtrara a Internet, donde se hizo popular.

Veamos el vídeo en version corta:



Este vídeo es una adaptación censurada del original para Youtube.
Para ver la versión de más de 10 minutos del vídeo puedes entrar AQUÍ (Ojo: contiene material +18, pero es la versión completa y auténtica).

Este es un caso peculiar, y de hecho un verdadero misterio. En primer lugar ¿Por qué el vídeo se encontró supuestamente en un teléfono perdido? El dueño de dicho teléfono nunca apareció, pero sabemos que los eventos del vídeo sucedieron mucho antes de 2014. Investigadores calcularon que podría ser del 2011. Pero esta clase de vídeos al parecer es común que se pasen de forma privada entre marineros y la gente local, por eso es difícil determinar un origen en concreto y desde cuando llevaba en circulación, y el teléfono dónde se encontró no era el vídeo original. Es decir, el vídeo no fue grabado desde el teléfono que se encontró.

El video incluye personas que hablan chino, indonesio y vietnamita, lo que da por hecho que la tripulación era internacional. Un letrero dice "La seguridad es lo primero" en chino, y se lee en el fondo de la cubierta de uno de los barcos. Un cuarto barco, que los registros marítimos indican es un palangrero de atún de propiedad taiwanesa de 725 toneladas llamado Chun I 217,  pasa por el fondo.

Conforme a la legislación marítima, los marineros ni siquiera tienen que informar de los incidentes debido a que sus buques se trasladan de un puerto a otro en aguas internacionales. La policía se sorprendió cuando se mostró el video. Pero con la investigación, se descubrió que se desconocían los cuerpos, la identificación de las víctimas o el lugar específico (se descubrió que el evento tuvo lugar en el Océano Índico, que es la única pista que tenemos). Ningún organismo del gobierno se ha presentado para identificar a los marineros, y se desconocía su identificación.

Uno de los barcos que se ve en el vídeo

Las autoridades pesqueras taiwanesas identificaron el bote roto como un típico barco pesquero taiwanés, pero han atribuido el incidente a una toma de poder pirata fallida. Sin embargo, los cuerpos de seguridad marítima han dicho que la excusa de la piratería se ha utilizado para encubrir muchos incidentes como este, y han dicho que esto podría ser el resultado de una tripulación amotinada, pescadores locales inocentes, polizones o ladrones robando pescado.

El presidente de Fiji Tuna Boat Owners Association (Asociación de pesqueros de Atún de Fiji), Graham Southwick, dijo que había hablado con los marinaeros de Suva, ciudad donde se encontró el vídeo.

"Ellos ... dijeron que sabemos sobre este incidente, es un incidente muy famoso y esto no sucedió en Fiyi, sucedió en la costa de Somalia", dijo Southwick.

"Y las imágenes gráficas que se ven de personas acribilladas en el agua no son fiyianas, sino piratas somalíes que intentaron secuestrar algunas embarcaciones taiwanesas que intentaron un secuestro que resultó contraproducente y todas fueron abatidas a tiros.

"Los restos que flotan en el agua son los restos de un barco pirata somalí que fue embestido por uno de los barcos taiwaneses".

Como vemos, la "versión oficial" es la de los piratas, sin embargo no acaba de cuajar. Las provocaciones son comunes. Los países compiten entre sí para cartografiar y reclamar petróleo, gas u otros recursos minerales sin explotar en las profundidades del océano, lo que desata enfrentamientos en el mar. Desde el Mediterráneo hasta la costa de Australia y el Mar Negro, los traficantes de personas que transportan refugiados y migrantes a veces atacan barcos de sus competidores o deliberadamente hunden sus propios barcos para deshacerse de sus pasajeros ilícitos o forzar un rescate.

Sin embargo la piratería es un problema común y desde 2008 muchos barcos contrataron seguridad privada.

Fotograma del momento "selfie"

En 2015, la policía en la capital de Fiji, Suva, cerró su investigación sobre los disparos. Ellos razonaron que el incidente no ocurrió en sus aguas nacionales, ni involucró a sus buques. Como no se había informado que ningún marinero de Fiji había desaparecido, concluyeron que ninguno de sus ciudadanos estaba entre las víctimas. A partir de eso, nada más se supo...

Lo que está claro es que estos incidentes y asesinatos en alta mar son más frecuentes que los que todos creemos, ya que en alta mar no "hay ley".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Síguenos en Facebook

Seguidores

Últimos comentarios