martes, 7 de noviembre de 2017

De tal palo tal astilla


He sido un pirómano desde que era un niño. Siempre he estado fascinado por el fuego. Cómo funciona , cómo se creó , por qué produce calor...
El invierno fue siempre mi estación favorita , porque mi padre y yo encendíamos un fuego en la chimenea. Me dejaba tomar un pedazo de periódico y quemarlo con su encendedor . Él era un gran padre ... hasta que empezó a beber.

Él era muy peligroso cuando bebía . Él comenzó a abusar de mi madre , una preciosa mujer inocente. Tenía de seis a diez nuevos cardenales cada vez que la veía. Yo estaba harto.

Unos días antes del cumpleaños de mi padre , después de que todo el mundo se fuera a la cama , fui a su habitación , sujeté a mamá suavemente, la llevé a mi habitación y la acosté en mi cama sin despertarla. Luego volví a entrar en su habitación para quemar la cama. Mi padre se convirtió en una parte de esta brillante locura, gritando de dolor y terror mientras se quemaba.

Sonreí.

Mi mamá entró y gritó , y luego trató de apagar el fuego , pero una vez que las llamas se habían ido , ya era demasiado tarde. No era más que cenizas.

Y yo no podría haber sido más feliz.

Mamá se volvió hacia mí y me preguntó lo que había pasado, y yo sólo tenía una cosa que decir :

"No te preocupes, no te puede hacer daño nunca más. "

Ella no hizo nada. Ella sólo limpió el desastre y besó mi frente.

Catorce años más tarde, tengo veinte y ocho años , casado, y tengo un hermoso hijo de seis años de edad . Mis hábitos pirómanos no han cesado. Quiero decir , no he quemado un cuerpo en un tiempo, así que estoy bien.

Es sábado por la noche y estoy jugando con unas revistas viejas y un encendedor en la sala de estar , mi esposa sentada en el sofá, y mi hijo en su regazo. Él me ha estado observando durante un tiempo. Él debe estar interesado en la luz que emite. Tiene seis años, después de todo.

De todos modos , mi mujer decidió acostarse, por lo que todos nos fuimos a dormir.

Oigo un ruido sordo desde abajo. Miro el reloj. 02:37 A.M. Me dirijo abajo y veo una luz brillante procedente de la sala de estar. Voy a ver ... mi hijo ... mi hermoso hijo ... en llamas, gritando, tirado en el suelo .

Le grito a mi esposa, pero ella no viene. La piel de mi hijo está en ebullición. Corro a la cocina y lleno un recipiente grande con agua, pero sé que ya es demasiado tarde . Vierto el agua en él, pero ya está muerto .

De repente escucho un fuerte gruñido y salto , encontrándome en mi cama , en mi habitación, mi hijo delante de mí , gruñendo como un oso ; mi despertador habitual.

Fue sólo un sueño.

Abrazo a mi hijo con fuerza, dando gracias al Señor que todo era sólo un sueño, cuando él me mira y dice: " ¡Mami! "

Así que me vuelvo a mirar a mi esposa, y todo lo que veo...

es ceniza ,

tela quemada ,

y un esqueleto carbonizado .

Los restos de mi amada esposa .

"No me gusta mamá".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Síguenos en Facebook

Seguidores

Últimos comentarios