viernes, 16 de diciembre de 2016

El monstruo de Glamis


Desde la década de 1840 tal vez hasta 1905, el asiento ancestral del conde en el castillo de Glamis, en las tierras bajas de Escocia, fue el hogar de un misterioso enigma -uno que implicó una habitación oculta, un pasaje secreto, iniciaciones solemnes, escándalo, y figuras en la sombra vislumbrados por la noche en las almenas del castillo.

El misterio de Glamis (pronunciado "Glams") sigue vivo gracias a su asociación con la realeza (el heredero era el abuelo de Isabel II) y por el hecho de que al menos algunos de los miembros de la familia Bowes-Lyon insistió en que era real.


Sir Walter Scott, el popular novelista del siglo 19, fue el primer hombre que contar del 'secreto' de Glamis.

El Castillo fue construido en el siglo 15, en torno a una torre central cuyas paredes son, en algunos lugares, de 16 metros de espesor. Glamis ha sido el asiento de la familia de los condes de Strathmore desde entonces, pero por el siglo 18, sus propietarios prefirieron vivir en un lugar menos corrientes, menos aislados y menos melancólicos.



En su ausencia, Glamis fue dejado al administrador de la finca, y fue a este factor el que un joven Walter Scott aplicó en 1790 para pasar una noche en una de sus habitaciones. Scott, se convirtió en el primero de varios escritores en señalar la atmósfera opresiva del castillo. "Debo reconocer", escribió en un informe publicado en 1830, "cuando escuché puerta tras puerta cerrarse, empecé a considerarme como demasiado lejos de la vida y un poco demasiado cerca de los muertos." Lo que era más, el gran novelista añadió, Glamis se supone que oculta una habitación secreta. Su ubicación era conocida sólo por el conde y su heredero. Se cuenta que en la habitación oculta un desconocido en cautiverio había vivido allí toda su vida.

Los primeros informes del prisionero desconocido Glamis parecen datar de la década de 1840. Según un corresponsal de la revista Notas y Consultas, escribiendo en 1908,

El misterio es "quién era ese cautivo". Se supone que esa cámara se limita a un monstruo, que es el legítimo heredero del título y la propiedad, pero que es tan impresentable que es necesario mantenerlo fuera de la vista de la gente. Era lógico, fue objeto de muchas especulaciones.

Se cree generalmente que él debió haber sido un miembro de la familia Bowes-Lyon. Supuestamente el Señor Glamis se casó con Charlotte Grimstead en 1820. Su primer hijo nació y murió un año después ¿Qué pasaría si ese hijo fuese el "monstruo" de Glamis en realidad? Se comenta que estaba horriblemente deformado, pero de un modo tan siniestro que nunca se podía permitir que heredara el título. Alguien que causaba locura solo con verlo.




Hay cuentos de sombras extrañas vistas en almenas en una parte del castillo conocido como el "paseo de Mad Earl." Una historia que data de alrededor de 1865 dice que un obrero en el castillo llegó inesperadamente a una puerta que daba a un largo pasillo. Al aventurarse, el hombre vio "algo" en el otro extremo del pasillo, algo como "un sapo humano."

La única descripción detallada surgió a principios de la década de 1960, por el escritor James Wentworth, el cual escuchó la leyenda de que "un monstruo nació en el seno de la familia. Era imposible que esta caricatura deformada fuese vista. Su pecho era peludo como un felpudo, la cabeza directamente pegada en sus hombros (su torso tenía forma de huevo) y sus brazos y piernas eran como de juguete.(muy pequeñas) "

Si Glamis realmente tiene una cámara secreta, su ubicación sigue siendo un misterio. Algunos papeles registran la construcción de un escondite junto a la sala de la carta en la base de la torre, pero otros probablemente existen. Uno de los invitados aristocráticos, el Señor Ernest Hamilton, escribió sobre el descubrimiento de un pasaje oculto bajo "una trampilla en el suelo del vestuario de la Blue Room", mientras que otras fuentes sugieren la capilla como un lugar probable. 

En 1880, un diario de Escocia difundió la historia de que un hombre que hacía trabajos de mantenimiento en el interior del castillo empujó accidentalmente una pared y halló un pasaje que daba a una habitación secreta. Después de que informó al encargado de la seguridad del castillo del "terrible ser" que vio, aquel trabajador desapareció; y luego corrió la noticia de que había recibido una buena suma de dinero y emigrado a Australia.

Más adelante, en general se supone que el misterio no fue transmitido a las generaciones futuras, porque ya no había ninguna necesidad de ello; el Monstruo había muerto, y ahí el escándalo llegó a su fin. The New York Times publicó una historia en 1882 que sugiere que "se cree ahora que el misterio ha sido parcialmente resuelto, y que la habitación contenía alguna persona que murió una semana o dos a una edad muy avanzada."

¿Era el monstruo de Glamis un mero chisme? La historia es extravagante, y hay otras leyendas de habitaciones ocultas y herederos extraños, lo que sugiere fuertemente que no era más que una fábula. Quizás la aristocracia había extendido ese rumor.


El castillo en la actualidad

Sin embargo los miembros de la familia Bowes-Lyon tomaron el misterio muy en serio. Como dijo Lady Granville, tía de Isabel II:" Nunca se nos permitía hablar de ello cuando éramos niños. Nuestros padres nos prohibían discutir el asunto o hacer cualquier pregunta al respecto. Mi padre y mi abuelo se negaban rotundamente a hablar de ello. '"

A pesar de las historias, aún se cuenta que el castillo está embrujado por fantasmas. Se dice que se oye el llanto de un bebé, o que el monstruo aún vaga por sus pasillos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Recibe las entradas en tu email

Últimos comentarios

Seguidores

Enlaza este blog