"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

viernes, 29 de abril de 2016

La patente 5676977

Durante los últimos años comenzó a circular por internet un mensaje que indica que al introducir en la búsqueda de Google el número 5676977 se encontraría una posible cura para el VIH. Ese número lleva en el buscador a una patente solicitada al Departamento de Patentes de Estados Unidos por el doctor Marvin S. Antelman el 14 de julio de 1997, la cual no está vigente desde el 2009 "por no mantener los pagos ni presentar datos".


Se realizan miles de búsquedas en internet, tantas que a veces no se puede controlar todo lo que se busca, sin embargo durante 2014 empezaron a surgir miles de búsquedas hacia este número.



El número 5676977 acaparó un gran protagonismo en los motores de búsqueda de Google al mismo tiempo que por las redes sociales se compartían imágenes y comentarios que invitaban a buscar dicha combinación con un reclamo imposible de ignorar: "¿Quieres saber un secreto? Teclea en Google 5676977". Basta con escribir esos números en la casilla de búsquedas, para ser bombardeado con una serie de resultados, siendo una de las cifras más virales de Internet.
La búsqueda, claro, lleva a una patente expedida por la Oficina de Patentes de los EE.UU. que está siendo difundida como la supuesta cura del sida y que ha dado lugar a numerosas teorías conspirativas.

El documento data de 1997 según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Efectivamente, el escrito indica que el 14 de octubre de ese año el doctor Marvin S. Antelman obtuvo la patente de su método: una cura a base de Tetrasil (tetróxido de tetraplata) que, al parecer, acaba con el virus del VIH.

La patente expiró en 2009 por no mantener los pagos ni presentar datos. Lo que interesa a la gente, es que esa patente caducó sin que el producto viera la luz, alimentando las teorías conspirativas, como que fue bloqueado por las farmacéuticas que no querían que su negocio estuviese amenazado por un medicamento que realmente curara el SIDA, trayéndoles millones de dólares en perdidas.

Datos de la patente

El Tetrasil sin embargo, está en entredicho. Hay una razón por la que la patente 5676977 nunca tuvo éxito: La solicitud de la patente indica que "una sola inyección intravenosa" de tetróxido de tetraplata (Tetrasil) mata el virus del sida gracias a los iones de plata, que actúan directamente también en los agentes patógenos y demás restos que puedan quedar en el cuerpo humano.
Precisamente, el Tetrasil es una sustancia utilizada en la medicina alternativa para infecciones, y sin embargo nunca ha sido realmente probada. No hay medicamentos que contengan tetróxido de tetraplata aprobados aún.


Página principal de la patente

La misma OMS recuerda que "no hay evidencias" de la efectividad del Tetrasil en la cura del sida o del cáncer, otra de las teorías más extendidas. Además, que que en Zambia está prohibido.

La mayor confusión del asunto, sin embargo, estuvo en la propia patente. Recordad que el hecho de que una patente esté registrada no significa que el producto haya sido aprobado por la FDA (Food and Drug Administration), la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.
Igualmente esto se aplica a toda clase de patentes, que esté registrada y exista nunca quiere decir que vaya a llevarse a cabo. Recordad que hay patentes para dispositivos de teletransporte, y de naves espaciales interestelares en activo. En este caso solo tenemos una patente propiedad de Marvin S. Antelman con poco más que una ilusión. No hay estudios que investigaran si funciona, y la explicación del sugerido consiste sencillamente en la elaboración de unas líneas entre una molécula y una bacteria, insuficiente incluso para que se lleve a cabo.

Diversas fuentes lo dieron todo por verdadero, como esta

Las patentes son supervisadas por la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. y no por la FDA. No hay que olvidar que la FDA es el organismo encargado de revisar, evaluar y regular todos los medicamentos que sean efectivos y no pongan en peligro la seguridad de los consumidores. Por tanto, la patente 5676977 no ha tenido nunca el beneplácito de la FDA y el hecho de que exista una patente no significa que estemos ante la cura del sida.

Existen de hecho más patentes como esta,  aun más bizarra. Como la siguiente, que propone "lavar el alma con satélites":


La conspiración siempre sigue presente, pues siempre habrá gente que afirme que el gobierno se guarda la cura y todo es un negocio de las farmaceúticas. Incluso gente afirmando que dicha enfermedad ni siquiera existe. Recordad que enfermedades como esta cuesta millones a los gobiernos, comúnmente, no habría un motivo conocido para "ocultar la cura".

Puedes consultarla aquí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada