"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

lunes, 23 de noviembre de 2015

Los rods


Después de escuchar de numerosos avistamientos de ovnis en su área local de Monterrey, México, un hombre llamado Santiago Ytturia decidido crear su equipo de cámara para ver si podía coger uno de estos inusuales aliens en vídeo. Después de esperar más de una hora en el día del 19 de marzo de 1994, Ytturia comenzó a sentirse inquieto, pero justo cuando estaba a punto de perder la esperanza, su paciencia se vio recompensada.


De pronto, vio una luz intermitente y comenzó a filmar. Por desgracia, la luz desapareció rápidamente y después de esperar en vano durante más actividad, Ytturia decidió desmantelar su cámara y volver a reproducir el video para ver lo que había capturado en la película. En la revisión de la película pudo ver la extraña luz del OVNI, pero luego algunos fotogramas más adelante, Ytturia vio algo que lo desconcertó aún más.

Después de que el OVNI había desaparecido en la película, Yturria se dio cuenta de la breve aparición de un objeto alargado, que se lanzó al otro lado de la pantalla a una velocidad increíble. Después constantemente repitiendo el metraje se dio cuenta de que este objeto no podría ser un ave o insecto. De hecho, este objeto se movía tan rápido que sólo podía ser visto cuando la película era vista fotograma a fotograma. Ytturia supo al instante que había capturado algo nuevo en vídeo.


Otro rod "captado"

Desde entonces, han sido capturados muchos más 'rods' en vídeo en todo el mundo. Uno de los investigadores clave en fenómeno de las 'rods' es José Escamilla. Hasta el momento, Escamilla, quien está a cargo de un equipo de investigadores independientes, ha obtenido espectaculares imágenes y fotografías en una amplia gama de países, incluyendo el Reino Unido, Suecia, Canadá, Noruega, México y los EE.UU. Él incluso tiene imágenes de rods submarinos. Lo que generalmente hace creer que estos extraños objetos son orgánicos. En otras palabras, son criaturas y no sólo una nueva forma de platillo volador. Algunas personas han sugerido que tal vez sea una forma de forma de vida extraterrestre, ya que en ocasiones se encuentran con la actividad OVNI. Algunos escépticos quieren hacer creer que estamos viendo pájaros o insectos, esto no parece ser una explicación concluyente.

A pesar de la diferencia de opiniones sobre la naturaleza de los rods, un examen detallado de las secuencias de vídeo ha descubierto una serie de características consistentes. El análisis revela que los rods parecen ser de forma cilíndrica, que varían en longitud desde unos 10 centímetros a 3 metros, y pueden viajar a velocidades de hasta 300 kilómetros por hora. Aparecen volando a través del aire mediante el uso de una membrana sólida ondulante que vibra con extrema rapidez a cada lado de su cuerpo (similar a cómo un calamar se impulsa a través del agua).

Debido a la velocidad a la que se mueven, puede ser difícil grabarlos. Incluso con 30 cuadros por segundo (fps), buenas cámaras de vídeo todavía tienen problemas. Además, debido al movimiento rápido, las imágenes de vídeo generalmente carecen de resolución, lo que significa que es difícil ver los detalles finos, como si estas "criaturas" poseen ojos o incluso una cabeza.

Lo que parece ser la mejor imágenes tomadas hasta el momento de un rod fue filmado por Mark Lichtle que es un camarógrafo profesional para la televisión estadounidense. Él estaba haciendo una película de paracaidistas en México. Como en la mayoría de los casos, los rods solamente se observaron cuando la película fue revisada más tarde. Al observar el video en cámara lenta, Lichtle vio numerosas varillas entrando y saliendo del marco y que vuelan alrededor de los puentes de base.


El experto óptico Bruce Macabeo, más conocido por su análisis de imágenes ovni, ha visto la película y confirma que los objetos son entre 2 y 4 metros de largo, por lo que se descarta la posibilidad de pájaros o insectos.

En 1997, Escamilla intentó obtener el reconocimiento científico de los fenómenos mediante la adopción de una selección de su material de archivo para los zoólogos y entomólogos de la Universidad de Colorado. "Ellos estaban totalmente desconcertados", afirma Escamilla. "Todo lo que podían decir era que era diferente a todo lo que habían visto y que merecía un mayor estudio ".

El biólogo Ken Swartz ha estado investigando el fenómeno desde 1998 y dice que los Rods parecen ser biológicos, pero sin un espécimen físico es difícil decir nada concluyente. Parecen ser anfibios, ya que se han visto entrar y salir del agua. ¿Quizás ellos nacen en el mar y emergen en el aire? Especulando del testimonio ocular de las personas que los han visto, Swartz sostiene que parecen tener algunas similitudes con la familia de las criaturas conocidas como los cefalópodos, como los calamares.

Si los rods son entidades biológicas, ¿por qué nadie ha encontrado el cuerpo de un rod muerto? Si están volando alrededor de nosotros todo el tiempo, alguien lo encontraría por el suelo. Swartz explica que si los rods son de hecho similares a los calamares, no tienen partes duras del cuerpo y así podrían descomponerse sin dejar rastro. Swartz señala: "Si nos fijamos en el registro fósil, sólo hay una criatura que ha vivido similar a un rod, y este fue el depredador dominante llamado anamalocaris, que vivió en el mar durante la expansión evolutiva del Cámbrico Hace 400 millones de años.  Según Swartz la criatura se propulsaba por una hilera de placas o aletas que vibraban de una manera similar a las membranas vistas en los rods, es posible que los anamalocaris sean el antecesor evolutivo de los rods...
El anamalocaris

Parece que hay pruebas suficientes para demostrar su existencia. Aunque a día de hoy la ciencia no se ha tomado demasiado en serio este fenómeno, que parece algo más cercano a los ufólogos y al mundo paranormal. Por ahora no se puede más que especular, ya que no son precisamente fáciles de captar en vídeo. No han probado tener validez científica, debido a que son sucesos no comprobables ni repetibles; puesto que los únicos documentos que les validan, son los vídeos, sin embargo si que hay algunas teorías que vendrían a romper el mito.

Todas las pruebas científicas que se les ha realizado indican que se trata realmente de interpretaciones erróneas de "artefacto" (mala interpretación de un objeto, producto de un error producido por el instrumento). En particular, se ha demostrado que el paso rápido de insectos (especialmente los grandes) batiendo sus alas frente a una cámara crea efectos en forma de vara, debido a la llamada "mancha de movimiento" que se producen en las dos imágenes entrelazadas que crean cada fotograma, simplemente porque el vídeo es incapaz de captar nítidamente algo que se mueve a más de cierta velocidad. Investigadores posteriores probaron que la aparición de varas voladoras en vídeo es una ilusión óptica creada por la lenta velocidad de grabación de cámaras que se utiliza para ahorrar espacio de memoria o cinta.
Algunos científicos piensan que la presencia de los llamados rods es debido a las cámaras de videos, las cuales toman aproximadamente 30 cuadros por segundo lo cual produce una distorsión o duplicación del objeto que se aprecia en la cámara de video, simplemente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada