"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

martes, 13 de octubre de 2015

Creepypastas cortos parte 1


"Una chica oyó a su madre gritar su nombre en la planta baja, así que ella se levantó y comenzó a dirigirse hacia abajo. Cuando llegó a las escaleras, su mamá la llevó a su habitación y le dijo: "Lo he oído también."













"Mi hija no para de llorar y gritar en medio de la noche. Visité su tumba y le pedí que se detuviera, pero no hay forma."



"Durante años hemos escuchado las pequeñas voces y los pasos de niños fantasmas en nuestra vieja casa de campo, y nos acostumbramos a ellos. Hasta que un día pararon, esa debería haber sido nuestra señal para salir de allí."







"Después de trabajar un día duro, llegué a casa y ví a mi novia acunando a nuestro hijo. Yo no sabía que era más aterrador, ver a mi novia muerta y al niño que nació muerto, o saber que alguien entró en mi apartamento para colocarlos allí."



"No me puedo mover, respirar, hablar o escuchar y todo está oscuro. Si hubiera sabido que estaría así de sola, hubiera pedido que me incineraran."





"Me ha estado mirando durante horas ... A veces me sorprendían destellos de su reflejo en la pantalla del ordenador, pero no me atrevo a darme la vuelta ..."




"Me desperté al oír golpes en el vidrio. Al principio, pensé que era la ventana hasta que oí que vienen desde el espejo de nuevo."






"Por fin habíamos averiguado cómo combatirlos. Eran animales, que sólo buscaban destruirnos. Ellos infestan nuestras ciudades, querían derrocar a la raza humana, y eran difíciles de reconocer si usted no sabe lo que debe buscar. Afortunadamente, lo sabía. Trabajé en la noche, en la lucha contra ellos, matándolos, y enviarlos para análisis médico para que pudiéramos comprender lo que hacen estas cosas motivarse. 
Te voy a decir más sobre estas ... estas ... cosas más adelante, pero me tengo que ir, el Führer está a punto de dar un discurso."



"Mamá me dijo que nunca debía ir al sótano, pero yo quería ver lo que estaba haciendo ese ruido. Sonaba como un cachorro, y yo quería verlo, así que abrí la puerta del sótano y de puntillas caminé un poco. No he visto un cachorro, y luego mamá me encontró en el sótano y me gritó. Mamá nunca me había gritado, y me hizo triste y lloré. Entonces mamá me dijo que nunca debía entrar en el sótano de nuevo, y ella me dio una galleta. Eso me hizo sentir mejor, así que no le pregunté por qué el chico en el sótano estaba haciendo ruidos como un cachorro, o por qué él no tenía manos ni pies."


"Un hombre sale de su casa cada mañana para caminar al trabajo y pasa por un hospital psiquiátrico, rodeado por una valla de madera. Todas las mañanas, los pacientes están en el patio y se pueden oír diciendo al unísono,

"10, 10, 10, 10, 10".

Un día, él se siente curioso y mira a través de un agujero en la valla.

De repente, un palo aparece y le golpea el ojo.

"MIERDA! Se dice a sí mismo ".

Mientras camina a lo lejos cabreado él puede oír los pacientes diciendo:

"11, 11, 11, 11, 11"




"Voy a un pequeño hotel a pocos kilómetros de Kiev. Es tarde. Estoy cansado. Le digo a la mujer en el mostrador que quiero una habitación. Ella me dice el número de habitación y me da la llave. "Pero una cosa más; hay una habitación sin número y siempre con cerradura. No se acerque allí.".
Yo tomo la llave y voy a la habitación para dormir. 
Llega la noche y oigo goteo de agua. Viene de la habitación de enfrente. No puedo dormir, así que abro la puerta. Es la habitación sin número. Golpeo la puerta. Ninguna respuesta. Miro en el ojo de la cerradura. No veo nada, todo era rojo. El agua sigue goteando. Voy a recepción para quejarme. "¿Por cierto que hay en esa habitación?" Ella me mira y comienza a contar la historia. Vivía una mujer allí. Asesinada por su marido. Con la piel toda blanca, excepto sus ojos, que eran de color rojo."

4 comentarios :