"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

jueves, 23 de julio de 2015

Pactos suicidas parte 2

- Los clubes suicidas japoneses



En Japón, Internet ha sido culpable de una serie de suicidios en grupo que parecen haber sido dispuestos en las salas de chat en línea. Y ha pasado ya en muchas ocasiones...

Con un asombroso crecimiento en este país, existen varias salas de chat y sitios web con nombres como "Suicide Club", donde miles de jóvenes (principalmente) se reúnen para hablar y planificar sus muertes.


Al menos 26 personas murieron de esa forma en 2004, con una cifra creciente. Decenas de japoneses han cruzado ese camino juntos. Generalmente grupos de tres personas han sido encontrados muertos, gaseados en autos en las carreteras montañosas remotas. Otros se tiran juntos desde las azoteas de los edificios, lanzándose a las vías del tren etc. Pues según dicen, para suicidarse hace falta valor, y estar con alguien lo intensifica.

Los tableros de mensajes están llenos de anuncios personales como: "Tengo píldoras y briquetas de carbón - Estoy buscando a alguien con quien morir" y "Tengo 23 años y quiero morir. Puedo viajar a cualquier parte."

El suicidio es algo bastante recurrente en Japón (unos 30.000 al año). "Para algunos jóvenes, que están en sus veintitantos, el cambio a la vida laboral e incluso las responsabilidades que reciben en los últimos años de colegio son demasiado fuertes. Antes de eso nunca habían tenido problemas debido a su crecimiento en la economía desarrollada del país", dice Yoshimura Mako, doctor en Ciencias Sociales de la Universidad Hosei de Tokio. 

Básicamente los afectados de esta situación son los Hikikomori, que básicamente son grupos aislados de la sociedad. Ellos son adolescentes que se retiran de la sociedad y el colegio, debido a que están deprimidos o bien no encajan en las rígidas demandas de la educación japonesa. Suelen aislarse en sus casas, sin hacer ningún tipo de actividad en grupo y pasan horas frente al computador sin hacer nada. La cantidad de estos jóvenes, únicos en el mundo, es de 1,6 millones. 

En ese momento sobreviene el aislamiento y la soledad, cuyo mejor remedio, especialmente en una sociedad tan desarrollada, es la web. Una vez ahí, es sólo cuestión de tiempo para que estos jóvenes deprimidos y solitarios encuentren "estos clubes", que son páginas de internet muy comunes en Japón, que incitan al suicidio y que sugieren métodos rápidos y poco dolorosos para quitarse la vida, mediante foros y chats. Aunque hay un factor mucho más importante que motiva a todas estas personas. 


Fotograma de la película "el club del suicidio", muy recomendada

"Esta gente usa internet como una herramienta para juntarse en sus intentos de suicidio. Esa gente no es lo suficientemente valiente para atentar ellos solos en contra de su propia vida, pero una vez que se juntan varios con la misma idea son capaces de hacer cualquier cosa", cuenta el sociólogo Yuichi Ikeda. Así, los interesados en quitarse la vida se ponen de acuerdo, analizan el mejor método para hacerlo y, sin importarles que haya un perfecto desconocido al lado, llevan a cabo su objetivo con perfecta limpieza (el método más usado es la intoxicación con monóxido de carbono, dentro de un auto totalmente sellado).

"Ellos no son contrarios a morir, ni a morir con desconocidos. Para ellos, la muerte es sólo una forma de irse o escapar de la desesperación del presente", dice Mako. 

"El samurái nace para morir. La muerte, pues, no es una maldición a evitar, sino el fin natural de toda vida".

No solo se dan estos "clubes" en Japón, sino que esta tendencia se está expandiendo por todo el mundo, pues internet facilita mucho el asunto.


-Stephen, el suicida de 4chan y Abraham Biggs

Hola /b/. 
Esto es. Esta noche terminaré con mi propia vida. He gastado la última hora haciendo las preparaciones y estoy listo para ir con ello. Como oldfag (término utilizado para referirse a las personas que están desde hace varios años utilizando la página) que ha estado en 4chan desde el 2004, pensé que finalmente daría algo de vuelta a la comunidad. Estoy dispuesto a ser un héroe en cámara para todos ustedes Todo lo que pido es que me linkeen a un sitio donde pueda hacer el stream para ustedes, entonces con gusto cumpliré mi promesa.



Ese era el mensaje que un joven de 20 años envió a /b/ en 4chan en 2013.

Nótese que “héroe” es el término utilizado en la comunidad para referirse a aquellos que se animen a quitarse la propia vida frente a cámara, en presencia de otros internautas que quieran verlo. En una sala de chat creada en Chateen y con el usuario “LOLDoge” en presencia de 200 observadores (y más formando fila para entrar) el canadiense ingirió una combinación de vodka con pastillas no identificadas, prendió fuego en la esquina de su habitación y se escondió bajo la cama para no morir tan rápido, llevándose consigo la computadora para poder seguir chateando con los usuarios presentes.



Desde el inicio del video hasta el final del mismo pasaron 40 minutos, termina cuando los bomberos entran a la habitación a rescatarlo, luego de que él haya tipeado “#dead” y “#lolimonfirw”. El final del joven aún es incierto, utilizando sus habilidades detectivescas los usuarios lograron identificar la ciudad de origen del joven (Guelph) y revisaron los diarios locales, encontraron dos rescates de bomberos realizados en el campus de una universidad, en uno el joven está en el hospital sin riesgo de vida, y en el otro hay un fallecido de sexo masculino. 

En todo caso, se reportó que, en el caso de Stephen, finalmente logró salvarse y que finalmente está estable. Sin embargo se ganó que los usuarios del imageboard le apodaran "Stephen Fry", literalmente, Stephen el Tostado, aunque su nombre real era Dakota Moore.

Por razones obvias, no pondré el enlace al vídeo, antes podía verse con una simple búsqueda pero a día de hoy es más difícil encontrarlo .

Otro caso parecido es el de Abraham K. Biggs, un joven estadounidense de 19 años,también  se suicidó mientras emitía las imágenes en directo a través del servicio Justin.tv. La tragedia no pudo ser evitada a tiempo, y parte de esos contenidos aún están disponibles. El joven utilizó el conocido servicio de emisión de Justin.tv para publicar ese vídeo mientras se tomaba una sobredosis de pastillas (no se especificaron de qué tipo) y poco a poco se fue quedando inconsciente. 


Pantallazo de uno de los momentos

Los que lo vieron pensaron que la cosa no era una broma y acabaron llamando a la policía, pero ya era demasiado tarde. El vídeo siguió en marcha hasta que la policía entró por la fuerza en el domicilio del joven, que no pudo ser reanimado y murió por esa sobredosis.


El último minuto con vida de Biggs



- Lynne Rose y John Littig



Una pareja de Brooklyn que presentaba un programa mensual de "auto-ayuda" en la radio pública se suicidaron juntos en su apartamento de Park Slope.

Lynne Rosen, de 46 años, y John Littig, de 48 años, según los informes, se suicidaron tras pactarlo mediante la colocación de bolsas de plástico en la cabeza y la inhalación de helio.

Ellos organizaban un programa de radio mensual llamado "La búsqueda de la felicidad" en WBAI, cadena de Nueva York, que se centraba en "el desarrollo personal y el crecimiento." WBAI los describe como "coaches de vida."

Tenían una empresa llamada "¿Por qué no ahora? (Why not now?)", que llevó a cabo talleres de autoayuda. Lynne Rosen tenía su propio sitio web con esta cita de Norman Vincent Peale: "Siempre es demasiado pronto para dejar de fumar."

La pareja dejó atrás dos notas que, básicamente, dijeron que se estaban suicidando juntos, según fuentes. Pero más allá de eso, ¿por qué dos personas que se ganaban la vida dando consejos sobre cómo llevar una vida más satisfactoria decidieron hacer eso? Nadie sabe con exactitud...

"Gran parte de la vida se trata de un impulso", dijo Littig en su última emisión. "Se trata de hacerlo ahora mismo."

Los vecinos comenzaron a notar un olor que venía de su apartamento, que estaba en un barrio de lujo en el que habían vivido durante 20 años. 


Una de sus más famosas emisiones

A pesar de todo decían que la pareja "era rara", o que al menos estaban actuando raro los últimos días antes de que decidieran morir. Por supuesto nadie se lo explica, pero es probable que Rosen tuviera algún problema psicológico.
Littig además era músico y actuó como baterista y cantante con su banda, "Jadex". También tenía una compañía que producía videos musicales

¿Demasiado positivismo quizás?...

2 comentarios :

  1. La última historia es algo extraña ¿no? Esos que hacen libros o actividades de auto-ayuda siempre son muy "pro-vida".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente, dos personas que se suicidan no tiene nada de raro, dos "pro vida" que lo hacen sí es raro.

      Gracias por comentar!!!

      Eliminar