"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

viernes, 1 de mayo de 2015

La autopista del diablo, la ruta 666


De entre todas las míticas carreteras de EEUU sin duda una de las más conocidas es la vieja Ruta 666, o la Autopista del Diablo, como la llaman.  Esta ruta tiene una larga historia de casos extraños, accidentes inexplicables, apariciones fantasmales y otros fenómenos inexplicables.


Esta carretera atraviesa Colorado, Nuevo México, Utah y Arizona, y aunque ya no se llama ruta 666 (ahora es la Route 491) es un largo camino a través de casi 200 kilómetros de desierto y pasando a través de las naciones tribales Navajo y Ute. Gran parte de la ruta es remota y desértica, con tramos largos a través de un vasto páramo, aparentemente deshabitado sin signos de civilización. De ahí la fama de su apodo, claro.
Comenzando por el principio, la Asociación Americana de Carreteras Estatales y Transportes le asignó el número en 1926, y aunque el número se basó conforme a la ley de numeración de carreteras. Había un número tan grande de víctimas mortales, que la Ruta 666 fue nombrada una de las 20 carreteras más peligrosas de todos los Estados Unidos. Aunque había factores que podrían explicar el alto número de accidentes, tales como malas condiciones de la carretera o el efecto hipnotizante del paisaje monótono, muchos estaban convencidos de que existía un vínculo entre las desgracias y el número de la bestia.
Parte del paisaje desértico

Además de los accidentes y las muertes, muchos conductores afirmaban ser acosados por un misterioso y penetrante sentimiento de ansiedad, temor, o una sensación de mal inminente. También hubo un alto índice de extrañas averías de los coches, con un gran número de incidencias de sobrecalentamiento, problemas de motor, neumáticos reventados inexplicablemente, fallos eléctricos, y otros numerosos accidentes extraños.
En 2003 el gobierno decidió cambiar el nombre de la ruta. Pero independientemente de cómo se llame ahora la carretera, la ex Ruta 666 aún mantiene gran parte del misticismo y el misterio que siempre ha tenido.

Algunas de las leyendas urbanas sobre la ruta:
El “Sedan de Satanás”
Esta es posiblemente la más conocida leyenda urbana de la Ruta 666, se trata de la aparición de un sedán negro, también conocido como el “Sedan de Satanás”, que supuestamente aparece misteriosamente por la carretera para aterrorizar a los conductores. Se dice que el conductor que está conduciendo por la carretera es asediado por un poderoso sentimiento de terror inexplicable antes de la puesta del Sol. Tan pronto como el Sol desaparece por el horizonte y da paso a la oscuridad, el conductor observa dos faros detrás de su vehículo
Algunos dicen que el misterioso coche impacta directamente contra ellos antes de desaparecer. Sin embargo, otros testigos afirmaron que se tuvieron que apartar para dejar paso al coche espectral y ver como desparecía en el desierto. Aquellos que han tratado de ver al conductor del sedán negro han manifestado que el conductor era una figura oscura o que las ventanas estaban teñidas completamente de negro.
Existen otras historias que hablan de un camión fantasmal conducido por una entidad demoníaca. Según los informes, el camión viaja por la carretera a velocidades increíbles, persiguiendo o incluso empujando a los coches fuera de la carretera.
Perros demoníacos

Otra leyenda son las jaurías de perros demoníacos, también conocidos los “perros del infierno” (skinwalkers), que supuestamente acechan por el desierto de la Ruta 666. Los informes hablan de que esta jauría de perros infernales persigue a los coches por la carretera. Los automovilistas que han sido atacados por estos perros han descrito a estos misterioso caninos de tener una velocidad sobrenatural, capaces de seguir el ritmo de sus vehículos mientras gruñen. Estos perros fantasmas atacan sin pensarlo a los coches, y que sus garras y colmillos son lo bastante potentes como para triturar neumáticos y desgarrar el metal.
La carretera pasa a través de algunos lugares sagrados indígenas de América, incluyendo dos montañas conocidas como Ute Mountain y un núcleo volcánico extinto llamado Shiprock, y como tal, hay mucha tradición nativa americana en la Ruta 666 (algunos dicen que fue construida sobre cementerios indios). Según las leyendas nativas, los skinwalkers son los espíritus de los curanderos demoníacos con la capacidad de transformarse mágicamente en diversos animales como coyotes, cuervos, o lobos. Una vez que se transforman, los skinwalkers corren delante de los vehículos, o incluso entran en los vehículos sólo para transformarse de nuevo en forma humana, por lo general en el asiento trasero, y aterrorizar al conductor.
La autoestopista
Una leyenda perdurable de la ruta 666 habla de una niña joven y frágil en un vestido blanco que se pasea a lo largo de la, oscura carretera desierta en medio de la noche, siempre por la orilla. Siendo que no hay nada alrededor por millas, la mayoría de los automovilistas se detienen a ofrecer ayuda a la chica. Invariablemente, cuando lo hacen, la joven desaparece en el aire de la noche.
Esto es una variación del famoso caso de la "autoestopista fantasma", simplemente.
El fenómeno del tiempo perdido

Otro fenómeno extraño a lo largo de la Ruta 666 es la sensación del “tiempo perdido”. Algunos conductores afirman haber tardado mucho más tiempo en recorrer una cierta distancia, y por el contrario, otros conductores dicen haber recorrido grandes distancias en un corto periodo de tiempo. Algunos informes bien documentados describen que la víctima despareció en un lugar y apareció misteriosamente varias horas después, en ocasiones muy lejos del lugar donde había desparecido.
Además hay historias de conductores que han desaparecido sin dejar rastro durante días o incluso semanas, para volver a aparecer de repente en algún lugar a lo largo de la Ruta 666 sin recordar nada de lo que había pasado durante “el tiempo perdido”. Pero por desgracia, también hay una gran cantidad de casos de personas que desaparecen para siempre de la Ruta 666. Una evidencia aterradora de esto lo encontramos en los coches misteriosamente abandonados sin signos de vida de sus propietarios a lo largo de la carretera.

2 comentarios :

  1. Te recomiendo la historia de la "Rubia de Kannedy" -no Marilyn Monroe-, un fantasma que aparecio en los 70 en Santiago de Chile, tuvo incluso una pelicula.

    ResponderEliminar