"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

viernes, 7 de noviembre de 2014

El caso de Johnny Gosh



El 5 de septiembre de 1982, Johnny Gosch fue secuestrado mientras hacía su ruta entregando periódicos en Des Moine (Iowa) el domingo por la mañana. Iba acompañado de su perro Gretchen.
Su padre normalmente acompañaba a John en su ruta. El día antes de su desaparición, John pidió que se le permitiera hacer su camino solo, pero sus padres no se lo permitieron. Al parecer, se levantó a las 5:45 am y salió de la casa sin despertar a su padre como se suponía que debía hacer. Testigos dijeron a las autoridades que John fue visto hablando con un hombre sospechoso en la calle 42 durante la entrega de sus periódicos. El hombre conducía un Ford Fairmount azul, y John fue al parecer le dió direcciones. También se habló de otro hombre sospechoso siguiéndolo ese día.



A las 7:00 de la mañana, los clientes del itinerario llamaron a su casa, diciendo que sus periódicos no se habían entregado. Sus padres pensaron que John podría haberse quedado dormido, pero cuando comprobaron su habitación se dieron cuenta de que se había ido. Gretchen regresó a la residencia de la familia, pero John se había desvanecido. Su carro, con los periódicos aún en su interior, se encontró a dos cuadras de su casa.

La madre de John, Noreen Gosch, contrató investigadores privados para investigar la desaparición de su hijo. Ella cree que fue secuestrado y vendido como una red de prostitución de pedofilia. Ella además dijo que recibió la visita de su hijo una noche de marzo de 1997, el cual había escapado de sus captores y cambió de identidad. Noreen llegó a decir que su hijo le dijo que había sido secuestrado por miembros de una banda criminal pedófila. Dijo que se había escapado del grupo en algún momento anterior, y que para evitar repercusiones de sus antiguos captores, probablemente no la visitaría de nuevo. Noreen mantiene que ella no tuvo más contacto con su hijo desde entonces, ya que ella temía por su bienestar.
No obstante no hay pruebas de esto, por lo que la policía no puede confirmar su veracidad...

En 1999, un testigo en un juicio malversación afirmó que había participado en el secuestro de John y que él mismo fue víctima de la red de prostitución. Cuando la policía investigó, sin embargo, descubrieron que el testigo había estado en Omaha, Nebraska en la fecha en que John desapareció.

En agosto de 2006, Noreen dijo a la prensa que había encontrado fotografías que habían dejado en la puerta principal de su casa. Las imágenes representan tres niños, uno de ellos se asemeja a John, y todos ellos estaban atados y amordazados. En una de las imágenes, el niño que se asemeja a John vestía pantalones deportivos similares a los que llevaba cuando fue secuestrado. Otras personas conectadas al caso informaron haber recibido copias de las fotos, ya sea a través de Internet o través de entregas anónimas. Noreen declaró que creía que las fotos eran de su hijo y eran auténticas, pero la policía cree lo contrario.


Fotografía enviada, supuestamente a modo de broma

La foto se dice que fue encontrada en un sitio llamado "jacobstales.com" (ahora cerrada pero puede visitarse), que albergaba secretamente una gran cantidad de archivos de este tipo. Noreen cree que la policía no se ha tomado la pista demasiado enserio.

Noreen Gosh contactó con Patricia Johnson Holm, la supuesta madre del segundo chico de la foto (en el medio), David Leonard Johnson, la cual había contestado a un mensaje en su web. Patricia también afirma que su hijo está en la foto, a pesar de lo que digan los investigadores. Además dijo saber la identidad del otro chico de la foto, aunque no se dió nombres.
Un oficial de la ley de la Florida declaró que había investigado las mismas fotografías en la década de 1970, antes de que John desapareció y que además los chicos de la foto eran voluntarios. La policía de Iowa cree que quien dio las fotografías a Noreen puede haber estado jugando una broma cruel.
Gosch afirma que tratan de desacreditr la foto y encubrir a los culpables.

David Leonard Johnson nacido en 1972 en Seattle fue secuestrado el día 1 de abril de 1985, según su web.
Noreen creó más tarde la fundación Gosh, para alertar a los niños de los peligros de los pedófilos. Ella siguió recibiendo fotografías de su hijo normalmente amordazado y atado durante mucho tiempo, como la siguiente:

Según ella alguien le envió esta foto encontrada en un sitio pedófilo ruso en 2007. La foto por tanto debió ser guardada por alguien desde los 80.
Aparte de las conspiraciones ridículas que surgieron (como que Johnny es en realidad Jeff Gannon), ella cree que su hijo sigue vivo, bajo otra identidad, en algún lugar...

La única pista "creíble" sobre el caso llegó con el "escándalo Franklin". Este escándalo pedófilo tuvo lugar entre 1988 y 1991 y es sobre una supuesta red sexual infantil que sirve a los ciudadanos prominentes del Partido Republicano de Nebraska, así como a los políticos de alto nivel de los Estados Unidos. Las acusaciones también alegaron que la supuesta red de sexo era dirigida por "un culto de adoradores del diablo que participan en la mutilación, el sacrificio y el canibalismo de numerosos niños."

En 1989 un tipo llamado Paul Bonacci  fue detenido y condenado a cinco años de prisión por abusar de un menor. Bonacci fue sido diagnosticado por un mínimo de tres psiquiatras con trastorno de personalidad múltiple, un trastorno psiquiátrico que ahora se llama trastorno de identidad disociativo, que casi siempre es consecuencia del maltrato infantil grave y temprano. Bonacci le dijo a su abogado que había sido atrapado en una red pedófila (escándalo Franklin) cuando era un adolescente y se vio obligado a participar en el secuestro de Gosch.
Bonacci dijo que cuando tenía 10 años a 14 años de edad, fue utilizado como un señuelo en centros comerciales, parques, etc., para atraer a otros niños de su edad cerca de un automóvil, por lo que los miembros adultos podían agarrar las víctimas y obligarlas en el coche. Las víctimas serían llevados a un lugar aislado y más tarde subastados por hasta $ 50,000.00 en Las Vegas, Nevada o Toronto. Bonacci aseguró que él vio los niños subastados. También habló de orgías con dignatarios, congresistas y funcionarios públicos de alto nivel, incluso en el campamento Bohemian Grove, dónde supuestamente participaba en cultos satánicos.
Debido a su condición y su trastorno, la policía y el FBI no lo consideraron como "creíble". No obstante se investigó y a pesar de que muchas otras personas testificaron sobre la presunta red, todo quedó en nada (se dice que por el poder de los políticos). Incluso el propio Bonacci y otros fueron acusados por injurias.

Paul Bonacci

Para ver la línea temporal del caso Franklin, aquí.

Para terminar, hay quién dice que la propia Noreen se inventa las pistas y que incluso retoca fotográficamente algunas imágenes que publica en su web, como que añadió la marca de nacimiento de su hijo en alguna foto. También se comenta que no existe ningún David Leonard Johnson desaparecido (su información es escasa) y que efectivamente la famosa foto de los tres niños es mucho más antigua que la desaparición de Gosh. Además no hay pruebas de que su hijo "la haya visitado" tras escapar de sus captores...
Por lo que es muy probable que Noreen haya quedado algo "tocada" por la experiencia de la desaparición y busque desesperadamente algo imposible.

Un caso similar es el de Eugene Martin, desaparecido en 1984 también en Des Moine, y curiosamente también entregaba periódicos cuando se esfumó. Es muy posible que ambos casos estén conectados no solo entre sí, si no también con el escándalo Franklin....aunque la versión "oficial" es que no existe tal escándalo...



5 comentarios :

  1. Un caso realmente extraño y enredado. A final de cuentas no se puede concluir si el chico aún vive o se encuentra muerto. Me pregunto si la policía ya cerró el caso o aún sigue abierto. Lo que me parece increíble es que las autoridades responsables no le hayan brindado un poco más de ayuda a esa familia , teniendo en cuenta que hablando de América y Estados Unidos con la seguridad y la vida de una persona no se juega (o eso es lo que aparentan...) Aunque igualmente el caso sucedió en el 82, concuerdo con que no se le podía dar tanta difusión, pero vaya... Ya ha pasado mucho tiempo.
    Y respecto a la madre .. De verdad me compadezco de ella, no me gustaría estar en su lugar, pues psicológicamente ha de encontrarse muy mal y sucede que nunca va a aceptar que su hijo esté muerto (de ser así). Estuve investigando un poco y resulta que después de la desaparición de su hijo, el matrimonio se separó y el esposo afirma que Noreen se tornó un poco loca después de esto e inclusive cree que nunca existió tal visita de John después de ser raptado (a mi opinión personal tampoco creo en eso ni en la teoría de que sea Ganon su nueva identidad)
    Y bueno, Bonacci pudo haber sido un chivo expiatorio pagado por la policia para mantener tranquila a la madre, aunque de ser así, entonces eso ya implicaría que la policía tiene algo que ver con Johnny.
    Las fotos son verdaderas, pero no es Johnny, según Wikipedia. Alguien le estuvo jugando una broma de mal gusto a la madre, de todas maneras encuentro de mal gusto eso, pobres chicos atados ¿Quiénes serán?
    Aquí una página web creada por la madre: http://www.johnnygosch.com/. Se pueden ver mas fotografías, le escribió un libro y una cantante de esas épocas le compuso una canción.
    En fin, en dondequiera que se encuentre este chico, de verdad es lamentable. Disculpa si mi análisis es algo largo, excelente página.

    ResponderEliminar
  2. Excelente análisis, comparto ese punto de vista de que Noreen se volvió un poco loca y que su hijo nunca fue a visitarla. Posiblemente a dia de hoy y lamentablemente, Johnny esté muerto, lo que significa que probablemente nunca escapó de sus captores.

    ResponderEliminar
  3. Ale gracias por esta entrada, hace unos meses estuve buscando información sobre este caso, pero sólo hay entradas en inglés.

    ResponderEliminar
  4. Buenos analisis todos, tambien comparto casi todas sus deducciones, veo y me interesan todo tipo de sucesos en cualquier parte, analizo y detallo todos los programas y canales q se centran en estos temas, y el caso Goesch es verdaderamente uno de los mas interesantes e importantes ya q fue de los primeros de golpe mediatico. Bueno solo espero q algun dia se resuelva este misterio para q muchos puedan descanzar en paz empezando por Noreen.

    ResponderEliminar
  5. El "escándalo Franklin" es otro de esos casos que se inventan los conspiranoicos que creen en el Nuevo Orden Mundial y esas tonterías. Yo revisaría mejor mis fuentes.

    ResponderEliminar