"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

viernes, 3 de octubre de 2014

El humanoide de Atacama

El humanoide de Atacama, o Ata, es el apodo que se le dio a los restos momificados de una criatura de aproximadamente 15 centímetros encontrada en el desierto de Atacama.
La historia comenzó sobre agosto de 2003, cuando los restos diminutos habrían sido encontrados en una bolsa en un pueblo fantasma en el desierto de Atacama de Chile por Óscar Muñoz mientras buscaba objetos de valor en una iglesia abandonada en la localidad de La Noria, un pueblo abandonado a 56 kilómetros de Iquique, en las inmediaciones de antiguas oficinas salitreras. El pequeño ser estaba envuelto en un género blanco atado con una cinta violeta y cubierto de sarro.

Cualquiera diría que se trata de un fake fotográfico, pero no.



Las fotos tomadas se enviarn a los representantes de Aion, una organización dedicada al estudio de la ufología. Pocos días después del descubrimiento, Muñoz regresó a Iquique y vendió el esqueleto por sólo 30 mil pesos chilenos —unos 60 dólares— a un conocido empresario iquiqueño, aunque luego le dijeron que podría haber sacado 160 mil dólares.

Al poco tiempo el canal de televisión chileno Chilevisión realizó una completa nota sobre Ata, y llegaron a la zona varios ufólogos y aficionados a los fenómenos paranormales, aunque las primeras conclusiones no fueron de que se tratara de un alienígena.

Cuando el inmunólogo Garry Nolan, de la Universidad de Stanford se enteró del esqueleto, se decidió a prestar su experiencia científica para averiguar qué es exactamente el misterioso ser.

Entre las anomalías aparentes, Ata tiene 10 costillas en vez de las habituales 12 y un cráneo muy deformado. "¿Habían visto este tipo de síndrome de antes?"  preguntó Nolan a su equipo. Él se dirigió a radiólogo pediátrico Ralph Lachman, co-director del Registro Internacional de Displasia Esquelética en el hospital Cedars-Sinai Medical Center en Los Angeles, California. "Él literalmente escribió el libro sobre trastornos óseos pediátricos", dijo Nolan.
Sin embargo Lachman dijo: "Wow, esto es algo que no había visto antes."

La forma de su cabeza es muy característica

Para estudiar el espécimen, Nolan buscó pistas en el genoma de Ata. Inicialmente se creyó que la muestra tenía decenas o cientos de miles de años, pues el desierto de Atacama puede ser el lugar más seco del planeta, por lo que Ata se podría haber conservado durante millones de años. Se consultó a expertos que habían extraído el ADN de los huesos de los homínidos de Denisova, un pariente asiático de los neandertales la Edad de Piedra.

Finalmente Ata es decididamente humano,  después de la cartografía de más de 500 millones de lecturas de un genoma de referencia humano. Por otra parte, de la muestra B2 haplotipo - una categoría de ADN mitocondrial- revela que su madre era de la costa oeste de América del Sur: Chile y que probablemente murió en el último siglo.

Mientras tanto, después de examinar las radiografías, Lachman concluyó que el desarrollo del esqueleto parece ser equivalente a la de un niño de 6 a 8 años de edad. Se llegaron a dos posibilidades: La primera es que Ata tenía una forma severa de enanismo, en realidad nació como un pequeño ser humano, y vivió hasta una prematura muerte. La segunda posibilidad es que Ata sufría de una forma grave de una enfermedad rara de rápido envejecimiento, como progeria, y murió en el útero o después del nacimiento prematuro.


Nolan aún no ha aparecido éxitos de genes conocidos por estar asociados con progeria o enanismo. Él está intensificando la búsqueda de mutaciones mediante secuenciación adicional y que echaban la red en general. Otra posibilidad es un teratógeno: un defecto de nacimiento tóxico que induce a lo largo de las líneas de la talidomida. Nolan planea analizar tejido utilizando la espectrometría de masas en busca de sustancias tóxicas o metabolitos. Pero los informes de un puñado de otros del tamaño del pulgar de Tom esqueletos procedentes de Rusia y otros países tienen Nolan se inclina hacia una explicación genética.

Los expertos se decantan más por lo del feto. "Esto me parece un feto humano mal desecado y momificado o muerte fetal prematura," dijo William Jungers, paleoantropólogo y anatomista de la Universidad de Stony Brook Medical Center en Nueva York. Aunque el número de costillas siguen siendo un enigma.

Por lo tanto parece que se trata de una extraña mutación de ser humano que murió prematuramente, aunque aún hay quién sostiene que todo es un engaño y que se trata de un ser alienígena fruto de una relación entre una mujer chilena y un extraterrestre (vaya cosas). Lo que da que hablar que un ser humano de 6 años solo midiera 15 centímetros.

Existe un documental sobre el caso llamado Sirius que se puede comprar en internet. El documental afirma que no es un feto, sino un niño producto de una mutación, que nació y vivió durante varios años.

Una parte del documental


2 comentarios :