viernes, 25 de agosto de 2017

El hoyo de Mel


En 1997, en el popular programa de radio de Art Bell, "Coast to Coast AM", recibió un fax de un hombre llamado Mel Waters. El fax explica que Mel tenía algo que parecía ser un pozo sin fondo en su propiedad cerca de Manastash, Washington. Poco después, Mel en el programa de radio, explicó todo sobre el misterioso agujero llmándolo "Agujero de Mel" al mundo.

Mel había comprado esa propiedad unos años antes, y los dueños anteriores habían sido dueño de la tierra por más de treinta años antes de eso. Los vecinos conocían el agujero bastante bien, y se deshacían regularmente de su basura en él, pero el agujero no se llenaba nunca.

Era un hoyo redondo, con un muro de contención de piedra que lo rodea, y que se extiende hacia abajo, a unos 15 metros bajo la superficie del suelo. Más allá de la pared, la oscuridad era lo único que podía verse. Mel nunca había conocido a nadie que pudiera recordar cuanto llevaba el agujero allí, parecía ser muy antiguo.

No parecía haber nada que no sea motivo para indicar que el pozo tenía un fondo cualquiera. No importa lo que tiraras en el agujero, nunca se oye golpear el fondo. Ni un solo ruido, debía ser muy profundo.

Había otras rarezas también. Los animales temían el agujero. Los perros de Mel le seguían a todas partes. Eran leales y dignos de confianza, pero nunca se acercaban el agujero. Si Mel trataba de tirar de ellos hacia el hoyo con la correa, clavaban sus patas en el suelo y resistían. Y no era sólo eran perros, ninguna mascota de nadie se acercaba.

Mel recordó una historia que le contó un vecino. Parece ser que uno de los perros de un cazador había muerto, y él había decidido deshacerse del animal en el hoyo. El cazador juró que vio el mismo perro algún tiempo después, corriendo por el bosque.

Con el tiempo, la curiosidad de Mel lo llevó a hacer algunos experimentos. Un antiguo pescador de tiburones sabía que podía determinar si hubo o no agua en el pozo, a condición de que tuviera suficiente hilo de pescar para extender al agua. Simplemente dejó caer una larga cuerda. La cuerda estuvo a 1.500 pies y luego la levantaron. No había agua en 1500 pies.
Otro experimento consistió en descolgar una plomada atada a un hilo de pescar de 20 libras. Se quedó sin hilo cuando iba por 25 kilómetros y aun no había llegado al fondo.

Entrevista a Mel en el programa (en inglés)

La audiencia del programa de radio estaba intrigada, pero en general eran escépticos. La gente llamaba para dar a Mel algunas ideas adicionales. Uno por ejemplo, sugirió usar un radar para determinar la verdadera profundidad de la fosa. Otro sugirió lanzar un gato vivo al pozo, lógicamente a Art no le gustaba la sugerencia...

Art tenía algunas ideas propias. Sugirió encontrar un voluntario para ser bajado a la fosa, para informar sobre lo que había debajo. Mel expresó su preocupación de que podría haber peligros desconocidos en el pozo, como las altas temperaturas, presiones atmosféricas extremas, gases pesados ​​tóxicos y similares. Sin embargo, a pesar de estas preocupaciones un tipo se ofreció voluntariamente para el trabajo. El propio Mel dijo que no le gustaría bajar ahí abajo, porque la cuerda podría romperse. Se negó a que nadie se acercara al agujero.

En un momento en el espectáculo, Mel afirmó que había dejado caer más de una televisión de tubo en el pozo, con la esperanza de oír implosionar. Art le advirtió que podría tener problemas por contaminar las aguas subterráneas. Mel le aseguró que el agua en el área permaneció perfectamente pura, a pesar de años de eliminación de residuos.

Las llamadas a Mel seguían, pero al final se investigó y todo se descubrió como una completa mentira y una tomadura de pelo por varias razones.
En el foro MelsHole.com (ya no existe, pero puede revisarse sus archivos aquí) investigaron con los antiguos mapas de TerraServer, se encontraron con un extraño rectángulo blanco tapando el área, lo cual resultó muy sospechoso.


Al parecer alguien mandó un mail al servicio y resultó ser un error. Más tarde en 2005 investigaron en Google Maps, la zona sí era visible, pero no había ningún hoyo allí...


No se rindieron, siguieron buscando el hoyo en las proximidades y encontraron algo que podía parecerse, y aunque el tipo que lo descubrió se acercó a la zona, no encontró nada.
Y más tarde, alguien encontró otro candidato a hoyo, que incluso coincidía con la descripción que dio Mel, 9 años después en la primavera de 2006 se organizó una visita en grupo a este pozo, pero tras un análisis más exhaustivo se pudo comprobar que aquello no era un pozo sino un estanque alimentado por las corrientes subterráneas, que hacía mucho tiempo que se había secado.

Supuesto hoyo

Era claro, el hoyo no existía.
Un funcionario de la zona investigó en los registros oficiales y descubrió que ningún terreno había estado bajo la propiedad de ningún Mel Waters. Mel se defendió contando una trola, según él unos empleados del gobierno se presentaron en su propiedad, le amenazaron y le compraron sus terrenos a cambio de que se fuese a vivir a Australia y que nunca más mencionase el pozo del misterio. Ellos también hicieron desaparecer el agujero y todo registro de su persona. Todo era mentira claro. En 2002 se puede decir que se descubrió la completa verdad del hoyo, aunque algunos siguen asegurando que algo raro ocurrió, y aún buscan el hoyo. Desde entonces Mel permanece en absoluto silencio.

En febrero de 2005, Art Bell recibió una llamada de una chica llamada Kimberly, que tenía una historia de un agujero similar a la descrita por Mel Waters, al norte de Manitoba, Canadá.
Aseguraba que una noche, ella y su hermano dormían cerca del agujero, y se podía oír un zumbido, "tal vez mecánico," y que podía sentirlo en su cuerpo, vibrando.
Sus antepasados ​​también afirmaron haber visto luces en el cielo cerca del agujero, y encontrarían extraños artefactos dejados cerca del borde. Ella dice que su familia todavía tiene algunos objetos metálicos encontrados... aunque la historia pasó por olvidarse rápidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Últimos comentarios

Seguidores

Enlaza este blog