"Un misterio existe sólo para resolverse. Si nadie lo resuelve, la verdad muere con los que conocen la realidad"

Buscardor:

viernes, 2 de mayo de 2014

El tren con cara de payaso


"En los años 50 una época en la que los niños eran mucho mas sociables, se divertían jugando en grupo, iban al parque de diversiones. Fue en una zona rural de los Estados Unidos donde se montó uno de estos parques y ahí empezaron a reunirse los pequeños de los pueblos cercanos. 
El parque colinaba con un bosque, este lugar era muy sugestivo en verano cuando el suelo y los caminos se llenaban de hojas secas y el entorno se teñia de los típicos colores otoñales. Los niños iban a los columpios, jugaban con la ruedas, se lanzaban de los toboganes, pero lo que más le gustaban a todos era el tren con cara de payaso. Apenas era un trenecillo que partía despacio y que iba aumentando la velocidad poco a poco.


Con un estrépido que daba alegria con solo oirlo, en su recorrido el tren atravesaba una cueva bastante larga con forma de casa y que era como un  túnel oscuro antes de que el tren saliera por el otro extremo con los niños que gritaban de alegría. Aquella era la estrella del parque el tren con cara de payaso. Ahora el parque era un lugar en el que era muy dificil lastimarse incluso con el tren nunca habia pasado nada aunque por supuesto el funcionamiento era bastante primitivo. 
De hecho los gases que salían de la chimenea eran tóxicos pero esto no era algo que importara la idea de seguridad que tenemos hoy en dia en aquel entonces era impensable, aparte el escape del tren no intoxicaba a nadie porque estaba al aire libre. El problema era que muchos niños frecuentaban casi a diario. 
Cuando volvian del colegio en los fines de semana su duración de diversión era casi obligatoria y siempre se montaban al tren una y otra ves hasta organizaban turnos para repetir el recorrido de esta manera se empezaron a exponerse los gases venenosos con el consentimientos de los padres quienes ignoraban el peligro que corrían los pequeños. Todos se reian y se divertían tanto los niños como los adultos se lo pasaban muy bien. 
Un mal dia el tren se estropeó lleno de niños y con la  chimenea echando humo el tren se detuvo justamente dentro del túnel. Los chiquillos se veian y gritaban contentos ignorando lo que les esperaba, ademas ahí adentro estaba oscuro y pobre del cobarde que se le ocurriera escapar, aquello era lo mas emocionante como cuando se va la luz en casa y uno es niño. Se rieron...
Hasta que la risa comenzo a apagarse lentamente. Pasaron un par de horas y una madre llego aterrorizada al parque no porque fuera hora de buscar a su hija sino porque unos niños impulsados por el instinto que les hizo presentir el peligro habian echo lo que sus compañeros les habian prohibido, escaparse del túnel, avisaron a los adultos y esta madre fue la primera en acudir a este lugar.
Trajeron linternas pero cuando el primer hombre se metio en la galeria empezó a toser compulsivamente, en ese mismo instante el terror se apodero de todos los adultos que estaban presentes porque entendieron lo que habia ocurrido, el gas de la chimenea del tren habia asfixiado a los niños.
Llego la policia que por fin pudo acercarse al tren, los niños se habian quedado dormidos dentro del túnel, las caras lipidas pero con una expresión tranquila, el aire vespertino se lleno de llantos y gritos de dolor. En los años 90 después de estar abandonado durante casi 40 años alguien decidió nombrar este parque patrimonio del estado. 
En esa ocasión para celebrar el evento como suelen hacer los americanos reformaron todas las atracciones. Arreglaron los columpios, los toboganes, el carrusel y por supuesto volvieron a poner en función el tren con cara de payaso. Deberia de ser un dia de fiesta pero se convirtió en una leyenda urbana que aun hoy en dia sigue atemorizando a los habitantes de la region. 
Cuando un grupo de adultos se subieron al tren por pura diversión solo para recorrer el primer recorrido después de tanto tiempo todo se pusieron pálidos se sintieron muy mal porque cuando el tren paso por el tunel se escucharon risas de niños, todos las oyeron como si llegaran de una distancia indefinida."
Este creepypasta es básicamente eso, un creepypasta. La importante más bien es la imagen del tren, la fotografía se ha hecho muy popular en la red y no es difícil verla en recopilaciones de fotos de Pripyat (Ucrania). La verdad es que el origen de la foto no es ese, podría tratarse de EEUU o de África.
El tren payaso abandonado posiblemente fue hecho como parte de una línea de producción de una empresa que se especializó en los carruseles en North Tonawanda , Nueva York. La empresa corresponde a nombre de Allan Herschell Company. Y esta línea de carruseles "felices" recibieron el nombre de Jolly Caterpillar y Happy Worms.
Aunque existieron muy pocos de estos originales producidos , existen algunos más modernos en la actualidad.


Un cartel original, el modelo es muy parecido que la foto

La mayoría de estos trenes fabricados se repartieron por los parques de atracciones de todo EEUU y Canadá, pero no se sabe en cual exactamente, o si alguien lo compró y abandonó. El origen exacto sigue siendo un misterio, solo que se fabricaron sobre 1950.
Ahora bien, un tren payaso similar ha sido vista en  un parque abandonado en África, en Pemba, una isla de Tanzania.
El tren pyaso de Pemba
¿Es posible que otra empresa tuviera el diseño para fabricarlos o se trata de la misma empresa?...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada